lunes, 29 de enero de 2018

Comunicado de la Gran Logia de la República de Venezuela

Este comunicado es en referencia a los sucesos relacionados al desceso del H:. Óscar Pérez.
Enlace a este documento en PDF.

Una iniciativa privada pretende devolver a la vida una estatua masónica destruida por los nazis en 1937

Si algo unió al Franquismo y al Nacionalsocialismo fue su odio ciego por la Masonería. En 1937, los nazis ocuparon la sede de la Gran Logia de Hamburgo para promover una exposición anti-masónica similar a la que todavía hoy se conserva en el Archivo de la Memoria Histórica de Salamanca. Luego, con el objetivo de revelar los secretos de la Masonería, desmantelaron el edificio piedra a piedra sin encontrar nada. En un ataque de ira, los nazis destruyeron la estatua del Muy Respetable Hermano Friedrich Ludwig Schröder, figura clave de la Masonería Alemana que presidía la Gran Logia.


Ochenta años después, utilizando las técnicas más modernas de escaneo e impresión 3D, una iniciativa privada promovida por el artista Jens Rush pretende devolver a la ciudad una reconstrucción de la estatua destruida por el odio del totalitarismo político a partir de las pocas fotos borrosas que se conservan del original.



“La corrección simbólica de los crímenes perpetrados por los nazis, que por desgracia hasta ahora no ha sido posible, será una metáfora reveladora”, explica. Tras casi dos años de trabajo, y la creación de varios modelos tridimensionales en diversos tamaños y materiales, los impulsores del proyecto han puesto en marcha una campaña de crowdfunding para abordar la producción de la estatua definitiva, de bronce y tamaño natural, que pueda ser exhibida en un espacio público, cuyo coste está estimado en 40.000 euros.
------///
Fuente:
honorabilidad.es

A Scottish Rite Flag that Went to the Moon

The First Persons on the Moon

It was 1961. John F. Kennedy was the president of the United States. He wanted to land humans on the moon. The United States had just started trying to put people in space. Was NASA ready to go to the moon? The president and NASA knew they could do it. They were ready to put people on the moon. Apollo 11's mission was to land two men on the moon. They also had to come back to Earth safely. 

Apollo 11 blasted off on July 16, 1969. Neil Armstrong, Edwin "Buzz" Aldrin and Michael Collins were the astronauts on Apollo 11. 

Four days later, Armstrong and Aldrin landed on the moon. They landed on the moon in the Lunar Module. It was called the Eagle. Collins stayed in orbit around the moon. He did experiments and took pictures. 

On July 20, 1969, Neil Armstrong became the first human to step on the moon. He and Aldrin walked around for three hours. They did experiments. They picked up bits of moon dirt and rocks. 

They put a U.S. flag on the moon. They also left a sign on the moon.

The two astronauts returned to orbit, joining Collins. On July 24, 1969, all three astronauts came back to Earth safely. 

President Kennedy's wish came true. It took less than 10 years. Humans had walked on the moon. 














The sign the astronauts left on the moon says, "Here men from
the planet Earth first set foot upon the moon July 1969, A.D. 
We came in peace for all mankind." Image Credit: NASA


-----------------///
Sources:
https://vimeo.com/214900606
https://scottishrite.org/scottish-rite-myths-and-facts/featured-artifact-scottish-rite-flag-went-moon/
https://www.nasa.gov/audience/forstudents/k-4/stories/first-person-on-moon.html
http://freemasoninformation.com/masonic-education/famous/masonic-astronauts/

martes, 23 de enero de 2018

Nazis Contra Masones, Recuperando Nuestra Memoria

Creemos que merece la pena conocer lo que se hizo en Francia cuando se recuperaron los documentos robados por los nazis a los masones, en España ni tan siquiera se reconoce la titularidad de aquellos que pertenecen a una Orden como El Derecho Humano con una continuidad histórica desde antes de la Guerra Civil. Realmente Spain is different.
Os invitamos a ver un buen documental sobre la masonería francesa y belga, sus archivos y el expolio sufrido por parte de los nazis. En España o bien se destruyeron o están agrupados en un fondo con un nombre que no deja de ser una ignominia para el estado español, “Comín Colomer”, los apellidos del encargado de limpiar de masones la “Nueva España” en plena dictadura franquista y que así siguen denominándose tras la caída de la dictadura.


Fuente:
Masonería Mixta.

domingo, 14 de enero de 2018

Grado 03º: Maestro Masón

 

LA EXALTACIÓN AL MAGISTERIO

Pocas ceremonias pueden ofrecer, con igual sencillez, un aspecto tan trágico y un significado tan sublime como ésta con la que se recibe al Compañero en la Cámara de los Maestros.

Su primera acogida es, pues, todo lo contrario de lo que éste hubiera esperado en un principio, como premio de sus esfuerzos: se lo introduce brutalmente en esta: Cámara, bajo la acusación de un crimen misterioso que acaba de ser cometido, del que no puede comprender ni la naturaleza ni la razón. Se lo somete a un interrogatorio severo, que sólo le revela las sospechas que pesan sobre él, sospechas que no disipan enteramente la blancura de sus manos y de su mandil. Se lo hace pasar, como prueba decisiva, sobre el mismo cadáver, para tener la seguridad de que sus pies no vacilen en el acto.

Y, finalmente, deviene el mismo protagonista de la tragedia, sucumbiendo a su vez bajo los golpes de los asesinos simbólicos, tomando el mismo lugar del cadáver con el cual tiene que identificarse, como los antiguos iniciados en los Misterios de Osiris, recibiendo la participación del dolor de todos los presentes.

Esta muerte o caída simbólica en poder de las fuerzas que personifican la causa del mal, es el preliminar necesario para la sucesiva analogía o resurrección que espera al iniciado en su exaltación, su perfecto "renacimiento" en la conciencia de lo Real que es Vida Eterna, Inmortal y Permanente.

No se alcanza, pues, el Magisterio del Arte Real sin pasar por la muerte -y por todas las condiciones y circunstancias análogas de la vida- con pie firme y seguro, que tenga el poder de superarla, como las demás ilusiones de las cuales son esclavos los hombres. Pues cuando cesa el temor de las cosas, cesa también nuestra creencia en su poder, y, en consecuencia, su mismo poder sobre nosotros y sobre nuestra existencia. Entonces cesamos de ser esclavos de ellas.

Examinemos ahora las distintas etapas preliminares de esta regeneración o renacimiento individual, según se nos presentan en esta ceremonia, las que tienen el poder de conducirnos efectivamente al Magisterio, una vez que sepamos realizarlas, como complemento de las que hemos aprendido en los grados anteriores.

LA ACUSACIÓN
La acusación que lleva al compañero ante el umbral de la Tercera Cámara -acusación que se refiere a un crimen todavía desconocido para él - es el primer elemento que se presenta a nuestra consideración.

Los demás Maestros lo reciben primero como jueces inexorables de su conducta y de sus intenciones: un juicio semejante al de Anubis, en aquel Ritual Iniciático egipcio que se llama el "Libro de los Muertos". Sus buenas y malas acciones pasadas y su conducta e intenciones presentes han de ser pesadas con toda equidad y justicia, pues con éstas se trata de amortiguar aquéllas, para prepararse dignamente al futuro que lo espera.

Su conciencia, el mandil cuya blancura se examina primero, antes de admitirlo, ha de ser límpida y sin mancha (todos deben convencerse de ello) y sus manos, símbolos del pensamiento y de la voluntad que concurren en la acción, han de ser igualmente puras y limpias, para que se hagan instrumentos de un Poder trascendente que lo hará superior a los demás aprendices y compañeros.

La Ignorancia, el Fanatismo y la Ambición han de cesar de obscurecer la claridad de su manifestación exterior -la piel de cordero, emblema de inocencia que le sirve de delantal,- así como su mente y sus deseos: los tres deben haberse purificado, en el constante trabajo de los dos grados anteriores, como preliminar necesario a la admisión en un estado de realización más elevado.

Obtenida esta doble aseveración, se le franquea el ingreso en la Cámara de los Maestros, por medio de la palabra de pase que él no conoce todavía, pues no ha llegado al Magisterio del Arte de la Sublimación de los Metales, a la cual se refiere, y tampoco ha pasado por aquella muerte simbólica, que igualmente la indica.


 "Y que la Masonería siga no siendo nada a los ojos del iluso es la mejor prueba de su valor"

Fuente: Portal Masónico del Guajiro.

domingo, 3 de diciembre de 2017

Restituyen a la Masonería Austríaca libros requisados por los nazis

Una pequeña biblioteca compuesta por 27 volúmenes pertenecientes a la Gran Logia de Austria ha sido restituida a sus legítimos dueños noventa años después de que fueran requisados por los nazis. La devolución tuvo lugar en la sede en Viena de la Gran Logia de Austria. El Gran Maestro de la Masonería Austriaca, el Muy Respetable Hermano Georg Semler, recibió el lote de libros rescatados por el director de la Biblioteca Estatal de Baviera, Stephan Kellner. Entre ellos, hay varios ejemplares datados en la década de 1780, cuando nuestro Querido Hermano Wolfgang Amadeus Mozart se inició en la Masonería.

En 1938 la Masonería Austriaca fue perseguida por el terror nazi y su valiosa biblioteca centenaria, plena de libros antiguos, raros y únicos, fue incautada por las SS. Aplicando medidas similares a las de otros regímenes totalitarios del momento, como el italiano o el español, las logias austriacas fueron cerradas o literalmente destruidas hasta sus cimientos, los Queridos Hermanos detenidos y todas sus posesiones requisadas.

Tras la guerra, muchos títulos se perdieron para siempre, pero otros son rescatados del olvido en el marco del compromiso institucional “para localizar y restituir la herencia de todo lo que sustrajo la persecución nazi a sus legítimos dueños”, explicó el director de la biblioteca, Stephan Kellner, que aparece en la imagen entregando el libro de Franz August von Etzel, "Descripción de la celebración secular de la recepción de Federico el Grande, rey de Prusia, en el lazo masónico", editado en Berlín en 1838. Hasta el momento, un total de 450 libros masónicos incautados en esa época oscura han sido devueltos a sus dueños.





















El director de Biblioteca Estatal de Baviera, Stephan Kellner, recordó la inquietante figura del bibliotecario nazi Paul Heigl, el entonces director de la Biblioteca Nacional de Viena después de que Hitler ocupara Austria en 1938. Su feroz masofobia le llevó con pasión a la recogida y custodia de toda literatura masónica que caía en sus manos.

---
Fuente: Gran Logia de España.
Gran Logia de Austria.

jueves, 23 de noviembre de 2017

Grado 02º: Compañero Masón


Se habla alguna vez de iniciación en el segundo y tercer grado, así como en los siguientes; este término es impropio, dado que no puede uno ser iniciado en la Masonería más que una vez, cuando ingresa en ella en el grado de Aprendiz. Después de lo cual hay un camino de progreso en diferentes etapas, cada una de las cuales precisamente corresponde a un grado masónico, o sea una más perfecta comprensión y realización del significado de la iniciación masónica.

Por esta razón, en muchos de los Misterios Antiguos, así como corporaciones constructoras, había una sola y única ceremonia con la cual se admitía a los candidatos a las enseñanzas esotéricas, o bien en el gremio de los que practicaban el Arte.

En la misma Masonería no habría habido, según algunos, hasta por algún tiempo después de la fundación de la Gran Logia de Londres, más que dos grados, después de lo cual, con el desarrollo ritualístico, se vio la conveniencia de la división ternaria, que ha quedado después como una de las principales características de nuestra Orden. Aunque en la práctica, el descuido en que se halla el hermoso grado del que tratamos en este Manual, demuestre cómo los tres grados no son aún efectivos. Cualquiera que sea la realidad a este propósito, y a pesar de que algunas veces haya podido perderse de vista la necesaria graduación de todo esfuerzo en etapas sucesivas, sólo con las cuales puede conseguirse un verdadero resultado en cualquier camino, dicha graduación se ha impuesto en todos los tiempos y en toda forma de actividad, en todo campo práctico o especulativo.

En cualquier arte o enseñanza, en cualquiera jerarquía social, iniciática o religiosa, necesariamente ha habido y habrá constantemente, bajo diferentes nombres y aun sin nombres especiales, Aprendices, Compañeros y Maestros; correspondiendo el primer grado o etapa al ingreso o período de noviciado, el segundo a la práctica que hace el artista (y por ende un verdadero compañero en el gremio o jerarquía en que se encuentra), y el tercero al dominio completo o magisterio del Arte, que da la capacidad de enseñar, dirigir y guiar a los demás.
Así, pues, la división en tres grados fundamentales es tan necesaria y natural que siempre se llega a ella, prácticamente de una manera o de otra. No menos necesaria aparece (aunque no corresponde al presente "Manual" examinarlo detenidamente) la adición de grados suplementarios, que constituyan una mejor realización del programa de los primeros, y a pesar de que se rechacen o no se quiera reconocerlos, siempre reaparecerán en una forma o en otra. La Masonería siempre los ha tenido, aunque no siempre hayan sido distinguidos exteriormente.

La necesidad de una Ceremonia de recepción en cada grado se hace evidente con el progreso de la organización: la perfección de estas ceremonias es casi siempre un resultado natural del esfuerzo y de la práctica constante, de un trabajo colectivo en el cual toda innovación debe ser examinada y probada por muchos, antes de que pueda adoptarse o rechazarse en definitiva, un trabajo, en fin, que tiende más bien que a crear ex nihilo y a priori, a realizar un Plan preexistente, que no puede ser otro que el mismo Plan del Gran Arquitecto, cualquiera sea la concepción o interpretación individual de este término simbólico.

La ceremonia de recepción en este segundo grado, completamente extraño, con toda probabilidad, a las corporaciones medievales de las cuales tomó directamente su origen la Masonería Moderna, ha sido el resultado de un trabajo de elaboración colectiva que se hizo en la primera mitad del siglo XVIII. Un resultado muy feliz por cierto, que muestra una perfecta competencia de sus autores incógnitos, como se puede juzgar por lo que iremos exponiendo en las páginas siguientes, así como por su inmediata aceptación y difusión universal.


 "Y que la Masonería siga no siendo nada a los ojos del iluso es la mejor prueba de su valor"

Fuente: Portal Masónico del Guajiro.