sábado, 11 de julio de 2009

¿Qué es el Masón?

Cada masón lleva en su corazón un altar a la virtud, en su cerebro un ideal científico para predicar el bien y practicar el amor a sus semejantes, para lo cual aprobado firmemente en las dos columnas de la ciencia y la virtud, desenmascara al hipócrita, abate el ambicioso y enseña al ignorante.

Se es masón cuando se admite en la Orden previa ceremonia de iniciación, prueba física e intelectual y juramentos de honor que señalan los rituales. Portando con mano segura y firme los estandartes de la libertad, la igualdad y la fraternidad y combatiendo con la espada desnuda, contra los enemigos tradicionales del progreso humano, representados por la cruz de la ignorancia, el altaje de la hipocresía y la suástica de la ambición.

Del masón se requiere que practique la caridad y que limpio de atavismos, practique fraternidad universal, luche por la libertad social y combata por la libertad de conciencia, enseñando el camino de la verdad y logrando la redención social.

Los masones se consideran como hermanos y se dan mutuamente ese tratamiento. Se ayudan los unos a los otros en el lugar donde se encuentren, cualquiera que sea la nacionalidad que posean y la clase social a que pertenezcan, iluminando con la antorcha de verdad la sinuosa senda obstruida por obstáculos difíciles que se presentan ante nosotros y que es la vida misma del individuo con respecto a la sociedad y de la sociedad con respecto a sus individuos.

El masón lucha contra los que cierran las puertas al progreso, que han claudicado en sus ideales por convenirle a sus intereses y que han mentido con aplomo al ingresar a nuestra augusta institución.

El masón regular es aquel que tiene derecho y obligaciones y que continúa en nuestra sociedad masónica, porque está convencido de la grandeza de la misma y que seguro de sí mismo y de los demás asociados, sostiene y proclama los ideales masónicos, con inalterable voluntad.

El masón busca el perfeccionamiento moral del hombre por medio del estudio, dejando libre cauce a sus sentimientos generosos y justicieros, a sus anhelos caritativos y de amor, sus inquietudes y de conciencia.

El masón necesita ser puro, sincero y recto de conciencia, amar la verdad y no dejarse arrastrar nunca por la pasión; procura instruirse y aprender porque el saber es el mejor tesoro que podemos poseer ya que es la que nos concede el derecho de dar a cada cosa, pensamiento e idea, su verdadero valor.

El masón aprende a no doblegarse a dirigentes incapaces, a defender firmemente sus opiniones ante todos y no en camarillas de sectarios y fariseos movidos por intereses particulares, que medran en beneficio de ese pequeñísimo grupo de seudo-intelectuales de salón y profesionales fracasados en la lucha diaria.

El masón trata de llevar a cabo un movimiento internacionalista, en el cual estén integrados todos los elementos progresistas que cooperan con sus distintas tendencias políticas, que lo distinguen del retrogrado y del reaccionario y que se opone y no permite bajo ningún motivo la división de las logias, en grupos que se ataquen mutuamente debido a la falta de preparación y honradez masónica de sus dirigentes.

El masón no tiene el temor que lo obliga a esconder la cabeza como el avestruz; no tiene miedo de perder su independencia, libertad y comodidad. Sólo al necio y al fatuo que ingresan por conveniencia, si les preocupa su bienestar personal y al hacerlo mancillan el impoluto estandarte que se les ha dado.

El masón debe ser culto e inteligente para dar gloria al país donde nació; estudioso e investigador para ofrecer sus experiencias al progreso de la humanidad; caritativo y benévolo para entregar la felicidad al género humano; fraternal y justiciero para ofrecer la libertad a los oscurantistas y reaccionarios; conocer todas las ramas del saber humano, especializarse en alguna de ellas para que el acervo cultural que posee lo derrame a todo linaje humano.

El masón exige que se cumplan los deberes para con el gran arquitecto del universo, con los semejantes, con la familia, con la sociedad, con la orden, con la patria, consigo mismo y rechaza la afirmación necia e ignorante de que es ateo y renegado.

El masón posee este noble sentimiento que anida en el corazón para ayudar a sus semejantes. Siendo amigo de cada hombre para apreciar sus virtudes, practicando la tolerancia indulgente con sus enemigos; ya que cada acto y cada hecho, tiene razón de ser.

El masón verdadero que busca la gran verdad, olvida las injurias de los malvados, perdona a los ignorantes y lucha contra los hipócritas, desterrando la vulgaridad, laborando con enjundia y concordia, ahuyentando lo que constituye la ingratitud, trabajando conjuntamente con otros pensadores y teorizantes, logrando que sea positiva su práctica del bien y el mejoramiento de los semejantes.

El masón debe continuar aherrojando las pasiones, rindiendo culto a la ciencia y a virtud, encadenando los vicios, distinguiendo la razón y la justicia, engrillando la maldad, liberando la voluntad.

El masón debe ser constante en sus estudios, ya que estos debidamente impartidos por los maestros, lo llevaran al conocimiento de la doctrina masónica y si ahonda en sus investigaciones debidamente orientado por sus guías, encontrará que los principios básicos la orden masónica, las ideas de la masonería y la doctrina masónica son benéficas a la humanidad, al país, al masón y a él mismo.

El masón premia la virtud, la honradez, la caridad, la justicia, el respeto al derecho ajeno, la tranquilidad del espíritu, la paz de la conciencia, la fortaleza de la voluntad y el perfeccionamiento del respeto social y el cumplimiento de su deuda para con el género humano.

El masón rechaza todo sentimiento rencoroso para cualquier hermano. Su capacidad, educación y principios masónicos le impiden hacerlo. Las enseñanzas recibidas le ordenan perdonar todas las ofensas y olvidar todos los daños hechos a sabiendas o no. Respecto a sus hermanos, ninguno de ellos debe tener motivo de queja, ya que no insulta ni abusa de su autoridad, no suprime derecho ni pisotea los principios morales, no ofende ni mancilla durante los periodos que gobierna, y de consiguiente su conciencia está tranquila. Durante este tiempo en que gobierna, en que dirige y en que milita activamente, nunca se beneficia personalmente, al contrario, a la medida de sus posibilidades ayuda a sus hermanos dentro y fuera de logia, considerando el saco de beneficencia como sagrado y oponiéndose terminablemente a que se emplee sin necesidad, facilitando el saco de los pobres a los hermanos privados de una situación económica desahogada.

El masón jamás debe halagar o adular. Siempre debe decir la verdad aunque a veces hiera, ya que es preferible una herida que cure y no un bálsamo que infecte. Nunca debe menospreciar a sus hermanos sino que al contrario, insistir en que el éxito se alcanza en grupo integrado y que el trabajo no es personal sino colectivo, en el cual todos los integrantes tienen la obligación de cooperar en beneficio del taller, que dicho en otras palabras es el “uno para todos y el todos para uno”, principio inviolable de la masonería que no tolera el halago ni la adulación fuera ni dentro de la logia.

El masón en ningún tiempo acepta medias tintas. Ser o no ser. Se es masón o no se es masón. Ser masón es ser un hombre que ama la libertad, que lucha por la igualdad y que siente la fraternidad, sin dar cabida en sus corazones a los bajos instintos que en el mundo profano campean del brazo con la ignorancia y la hipocresía.

El masón representa el prototipo clásico del revolucionario que ha dado origen a un movimiento reivindicador de la humanidad, que no tiene temor de enfrentarse a los guías espirituales y políticos que han predicado la injusticia, la ignominia, la ignorancia, la hipocresía y la ambición.

Finalmente surge la pregunta inevitable: ¿"Qué es el masón"?

El masón es el instrumento del Gran Arquitecto del Universo que se mueve en dirección a un fin aceptado, reconocido y proclamado como tal que avanza hacia el objetivo deseado, empleando sus conocimientos para el mejoramiento social, económico, técnico, moral, ético y espiritual de la sociedad a la que pertenece y que utiliza su voluntad para el logro de un propósito con independencia de criterio y cuyo beneficio le permitirá una paz en su conciencia y una tranquilidad en su espíritu.

José Wainer Kahn.

(Enlace a fuente)

viernes, 10 de julio de 2009

.·.Masones Activos.·.

Desde la institucionalización formal de la masonería en el siglo XVIII se han hecho muchas afirmaciones acerca del carácter de esta sociedad, se la han imputado acusaciones de todo tipo e incluso ha sido objeto de la promulgación leyes y bulas papales. A lo largo de su historia ha sido objeto de estudio e investigación, tanto por miembros activos como por investigadores profanos, lo que en la mayoría de los casos, como lo menciona Jose Luis Trueba Lara en su libro “Masones en México“; ha dado por resultado la publicación y distribución de investigaciones que “exceden de matices diabólicos o en mejores oportunidades exceden de visión angélica“.

En la Europa antigua, épocas en las que reinaba la superstición y la magia, la masonería represento en muchos episodios un latente peligro para la hegemonía de los estados monárquicos fuertemente ligados al poder eclesiástico. Al existir sociedades de ideas que compartían filosofías nuevas para ese tiempo, se abría todo un catálogo de nuevas maneras de ver el mundo, lo que desencadenaba el cuestionamiento de la eficiencia del estado y de la influencia que tenia en el desarrollo de las sociedades y sus individuos el aletargamiento mental propiciado por la iglesia católica. El maridaje iglesia– – estado al ver amenazado su poder político de control de las conciencias tomó en muchas ocasiones la decisión de promulgar leyes y bulas papales que desencadenaron persecuciones, encarcelamientos, intolerancia, discriminación, linchamientos y muerte a muchos miembros de la masonería. La iglesia especialmente es la principal contribuyente a la falsa idea de la sociedad acerca de las prácticas satánicas y heréticas de los masones, ideas que persisten hasta nuestros días alimentadas por grupos de catolicismo ultramontano con aspiraciones políticas que mantienen una arraigada intolerancia hacia las ideas de progreso y libre pensamiento de la institución masónica.

En contraposición, han existido escritores masónicos que permitiendo que el amor a la institución y su fuerte sentido de pertenencia influencien los matices de sus publicaciones en las que muchos han pretendido atribuir a la masonería y nada mas que a ella los acontecimientos más notables de la historia, como las luchas independentistas y revolucionaria, además de calificar como masones notables, ya sea por falta de pruebas fehacientes o creencias arraigadas mal interpretadas, a notables personajes históricos, afirmaciones tan variadas que algunas pueden ser tan alejadas de la realidad como otras que resultan completamente verosímiles.

Indudablemente durante la revolución francesa, por citar un ejemplo, fue un episodio marcado por la participación de los masones, las sociedades de ideas y logias de aquella época propiciaron los espacios físicos y ambientes intelectuales idóneos para la proliferación de ideas y filosofía que más adelante se convertirían en los gritos de guerra de la revuelta francesa. Sin embargo en la facción revolucionaria había militantes tanto masones como profanos, al igual que en el lado conservador y monarquista participaban destacados masones que defendían los intereses de la corona. Hechos que permiten asumir que la revolución francesa no fue una rebelión exclusivamente masónica. Por otra parte y en un ejemplo más popularizado y mitificado, la independencia de Estados Unidos fue igualmente influenciada por la masonería en sus dos frentes. En las colonias inglesas de entonces ya circulaban y formaban parte del ideario social las ideas y la forma de vida masónica pero también en las tropas y sociedad británicas. En otras palabras había masones tanto entre los colonos rebeldes como entre los miembros de las milicias británicas encargadas de velar por los intereses de la corona. Algo que resulta imprescindible mencionar es que si bien no podemos afirmar que las luchas independentistas de América son estrictamente de carácter masónico, si lo son por otro lado y en gran medida muchas de las ideas aportadas a la modelación que iba dándosele a las naciones recién independizadas. En el caso de los Estados Unidos las constituciones de Anderson sirvieron como modelo para la creación y visión de la nueva nación, incluso la ceremonia en la que George Washington, miembro de la logia de Virginia, colocó la primera piedra del capitolio fue meramente masónica.

México no ha sido la excepción, desde los tiempos de la colonia desembarcaron en toda Latinoamérica miembros de logias europeas que trajeron consigo ideas innovadoras para las colonias españolas en las que comenzaron a proliferar las sociedades de ideas y las tertulias literarias, las cuales muy pronto comenzarían a aportar hombres inquietos, no pasivos y visionarios que tendrían participaciones importantes en política, artes, literatura y sociedad. No por ello se excluye a muchos otros hombres ilustres, que sin embargo no formaban parte de las sociedades de ideas o de alguna logia masónica. La estrecha relación que las colonias novo hispanas mantenían con Europa permitía la llegada también de muchas publicaciones, entre las cuales las bulas papales y las ediciones de ideario antimasónico no fueron la excepción. Al igual que en la Europa medieval la masonería sufriría de importantes persecuciones por parte del estado y la iglesia que en la nueva España en la practica eran uno solo. No obstante durante el siglo XIX la masonería estuvo en la cúspide del poder político de la nación mexicana, permitiendo que gran parte de su ideario influyera de manera notable en la legislación de ese entonces, como lo ha documentado la historia sobre Las Leyes de Reforma y La Constitución de 1857. Posteriormente la masonería fue objeto de excomuniones, persecuciones y desencuentros internos entre las logias y grandes logias existentes en el país, sucesos aprovechados por el entonces presidente y masón Porfirio Díaz, quien sometió a su control tanto a las logias como a las cúpulas eclesiásticas. Hubo masones tanto en el gabinete como en el bando anti porfirista.

La masonería ha sido y será la cuna en donde hombre ávidos de luz y conocimientos y con fuertes deseos de progreso individual y colectivo, fervorosos creyentes de su capacidad de aportar al desarrollo de sus sociedades y naciones, han encontrado cobijo a sus inquietudes y sueños. La masonería ha guiado la formación de hombres que han concretado grandes logros pero también ha enriquecido los conocimientos y fortalecido a muchos hombres ya importantes e ilustres aun antes de ingresar en la orden. Los masones, siempre inquietos y en búsqueda de respuestas, en la búsqueda constante de la perfección han trabajado como las abejas en sus colmenas, exportando a las sociedades civiles las ideas y principios de la masonería y trayendo consigo a las logias importantes conocimientos profanos. Los masones por naturaleza no pasiva han participado siempre en los hechos relevantes de la historia, en los bandos revolucionarios, independentistas, porfiristas, juaristas e incluso en algunos casos dentro del clero, siempre en la búsqueda del progreso de la humanidad desde la muy particular visión de cada mason activo.



Bibliografía:

* Jose Luis Trueba Lara. Masones en México. México: Grijalbo.2007
* Jasper Ridley. Los Masones. Biblos. 2004
* Baigent, Michael y Leigh. Masones y Templarios, sus vínculos ocultos. Barcelona. Editorial Martinez Roca. 2005

(Enlace a fuente)

Vertientes en la Masonería Actual

En la masonería actual hay tres grandes variantes o corrientes que son:

MASONERÍA CONSERVADORA

En materia religiosa: Sostiene la obligatoriedad de la creencia en Dios, en la inmortalidad del alma y considera a "la Biblia" como manifestación de la voluntad revelada de Dios.

Quien no crea en estos principios no puede ser masón y no consideran como masónicas a las Logias y Grandes Logias que no respeten y hagan respetar estas creencias.

Respecto de las mujeres: No admite mujeres como miembros de la masonería. Quien lo haga incurre en "irregularidad"

Respecto de la política: No permite el tratamiento en Logia de cualquier tema político y considera "irregulares" a Logias y Grandes Logias que lo hagan.

Carácter de su operatividad: Filantrópica.

Estudios: Ritualísticos.

Ritos principales: Rito Emulación. Rito Escocés Antiguo y Aceptado.

Landmarks: Constitución de Anderson de 1723 y Principios de Reconocimientos de "la Gran Logia" Unida de Inglaterra de 1929 (Rito Emulación).
Convento de Lausana de 1875 (Rito Escocés Antiguo y Aceptado).


MASONERÍA LIBERAL

En materia religiosa: Deja en libertad a las Logias y Grandes Logias para que exijan o no a sus miembros la creencia en Dios, en la inmortalidad del alma y en "la Biblia."

Su principal rito, el francés moderno, respeta la absoluta libertad de conciencia de sus miembros, para lo cual se abstiene de realizar pronunciamientos sobre asuntos metafísicos.

Respecto de las mujeres: Deja en libertad a Grandes Logias y Logias a fin de que ellas decidan si admiten o no admiten mujeres.

Respecto de la política: Permite el tratamiento de temas sociales, pero no aquellos considerados de política partidista.

Carácter de su operatividad: Filosófico - intelectual.

Estudios: Filosófico - sociales.

Ritos principales: Rito Francés Moderno.

Landmarks: Llamamiento de Estrasburgo de 1961 (Masonería Liberal).
Constitución del Gran Oriente de Francia (Rito Francés Moderno).


FRANCMASONERÍA PROGRESISTA

En materia religiosa: Trabaja por el triunfo de la verdad científicamente demostrable.

Sus Antiguos Límites de 1523 propician que los francmasones luchen por la separación de la filosofía de la teología, por la libertad de pensamiento y de investigación científica y por la aplicación del método científico experimental a la filosofía.

Respecto de las mujeres: Admite a las mujeres en la francmasonería en absoluto plano de igualdad, sin discriminación alguna.

Respecto de la política: Reconoce como deber de los francmasones preocuparse por el mejoramiento de la sociedad, lo que supone su preocupación política.

Carácter de su operatividad: Político - social.

Estudios: Político - sociales.

Ritos principales: Rito Primitivo. Rito Nacional Mexicano.

Landmarks: Constitución de París de 1523 y sus reformas de Londres de 1651 (Francmasonería Progresista). Principios de 1825 (Rito Nacional Mexicano).


Michel Quimper M.·.M.·.

(Enlace a fuente)

Surgimiento de la masonería y su influencia en el mundo

La masonería surgió hace mas de cuatro siglos y atrajo a científicos que se apoyaron a través de esta. En aquel entonces el clero mató a muchos científicos por cuestionar lo que la en la iglesia decían. Galileo se tuvo que retractar sobre su teoría de que era la tierra la que giraba alrededor del sol y no al revés, la iglesia le perdonó la vida pero lo condenaron a arresto domiciliario hasta la muerte y le prohibieron seguir haciendo investigaciones científicas. La iglesia (no Dios) retrasó mucho el progreso tecnológico y científico de la humanidad, fácilmente por mas de un siglo.

Por ello es que los científicos tuvieron que agruparse y trabajar de manera oculta. Dentro de la masonería encontraron fraternidad y se propusieron restarle poder al clero que era quien gobernaba totalmente a las naciones a través de la religión y la iglesia, hasta controlaban reyes. Ejercían el terror a través de la "santa" inquisición matando a todos aquellos que les resultaban incómodos. Los masones siempre promovieron la creación de repúblicas, esta idea viene de ellos, y posteriormente las separación de la iglesia del estado. En un principio nadie sabía de la existencia de los masones, permanecían fuertemente ocultos por su seguridad. Cuando la iglesia detectó la existencia de ellos, empezó a cazarlos y matarlos por medio de la inquisición, como siempre, la iglesia acusaba a todos sus opositores de satánicos.

Los ideales masónicos siempre se han basado fundamentalmente en el derecho a la libertad (de creencia y religión), igualdad y justicia. Los regímenes totalitarios como el que impuso Franco en España y Pinochet en Chile por medio de golpes de estado, son totalmente opuestos a los ideales masónicos. Salvador Allende, presidente electo de Chile, era masón y Pinochet lo mató a él y a miles de masones y no masones chilenos, los masones tuvieron que ocultarse otra vez. Lo mismo pasó en España con la dictadura de Franco, desapareció a mucha gente y prohibió la masonería (nota 1). En ese entonces se fundó en España el Opus Dei y Franco reinstauró la monarquía y le devolvió poder a la iglesia. Desde entonces los del Opus Dei ven a los masones como sus enemigos. Hitler fue otro que persiguió y mató masones (nota 2, nota 3).

El Opus Dei se ha extendido por todo el mundo y su consigna es devolverle poder a la iglesia (no hay que confundir iglesia con Dios, hay mucha diferencia), el mismo Opus Dei dentro de sí tiene un grupo o élite que se mueve de forma secreta parecida a los masones pero con una ideología totalmente opuesta. El Opus Dei en México creó a "El Yunque" que es una secta secreta de ultraderecha que se infiltró en el PAN principalmente y también en parte del PRI, tienen ya muchos puestos claves en el gobierno. La gente de ultraderecha tiene como característica que son bien vendepatrias, mientras que los masones se han distinguido por ser nacionalistas. En México los masones más nacionalistas son los del Rito Nacional Mexicano que pertenecen a la francmasonería progresista.
http://ritonacionalmexicano.org
http://ritonacionalmexicanoac.com

Los presidentes más nacionalistas han salido de allí como lo fueron Benito Juárez y Lázaro Cárdenas.
Obviamente la iglesia siempre va a satanizar a Juárez y a toda la masonería en general por que históricamente los masones le han restado mucho poder al clero (el diezmo era a fuerzas y la única religión válida era la católica y ellos tenían el poder del gobierno y pobre del que quisiera cambiar esto).
Los masones del Rito Nacional Mexicano se están reagrupando para sacar al Yunque del poder antes de que terminen por desmantelar a todo México. Investigando bien sobre todo esto y leyendo historia, es fácil darse cuenta de que fueron los masones los que lograron la independencia en EU, en México y en toda América latina y en muchos otros países alrededor del mundo.
Además de que han influido bastante con ideas liberales en practicamente todas las constituciones alrededor del mundo, incluso en países aún con monarquías.



Origen del Rito Nacional Mexicano

La Revolución Francesa, al terminar el periodo de luchas entre los grupos nacidos en proceso de su desarrollo, minó los regímenes de tiranías, que se basaban en el llamado “derecho divino”, y eliminó los obstáculos para el desarrollo del pensamiento liberal progresista. Los intereses que se disputaban en la lucha revolucionaria quedaron agrupados alrededor de dos tendencias antagónicas: Conservadora y liberal., cuyos privilegios de tipo medieval estaban condenados a desaparecer, consideraban la revolución como un movimiento puramente negativo, que destruía, pero era incapaz de crear cosa alguna. Los partidarios de este grupo impulsaban el movimiento tradicionalista, francamente reaccionario, que añoraba y glorificaba el “ancient régime” y maldecía de la Razón endiosada por los revolucionarios. Políticamente los conservadores se pronunciaban por la tiranía monárquica y la restauración religiosa. Sus filósofos predilectos de la época eran José de Maistre, Luís de Bonald, Benjamín Constan, Hugo Felicitas de Lamennais y otros que se dedicaban a atacar de distintos ángulos el espíritu liberal de sus adversarios y criticaban acremente los sucesos de la Revolución Francesa.

Los Liberales que se consideraban como continuadores de la obra de los enciclopedistas franceses y se destacaron como revolucionarios, se indinaban generalmente al pragmatismo proclamaban la necesidad de establecer el reinado de la Razón y se oponían resueltamente a los regímenes tiránicos y a la restauración Religiosa. Respecto a este último punto del programa, el ilustre creador del sistema pedagógico liberal, Antonio Luís Destuit de Tracy, decía en sus “análisis” que la obra de Dupuis, titulada “El origen de todos los cultos” que “La teología es la filosofía de la infancia del mundo; ya es hora de que deje el sitio a la de su edad de razón; es la obra de imaginación, como la mala física y la mala metafísica, nacidas con ella en los tiempos de la ignorancia y que le sirve de base, mientras que la otra filosofía está fundada en la observación y la experiencia”.

El centro principal del movimiento liberal radicaba en Auleuil, en el salón de Mme. Helvecio, y estaba integrado por hombres que formaban el grupo denominado “La Ideología”.

Este partido logró crear en 1795 la Academia de Ciencias Morales y Políticas, dirigidas por Pedro Cabanis, en cooperación con A. Destutt de Tracy, Volney, Garat, Sieyés y otros hombres destacados de la época. La academia fue clausurada por Napoleón Bonaparte, cuando S de 1803. En substitución de este plantel de enseñanza liberal se fundó por el decreto del dictador la Universidad Imperial que fue dirigida por los Conservadores Fontanes, el cardenal Bausset, Bonald y otros.

La agrupación denominada “La Ideología” fue organizada a principios de la Revolución Francesa por la Francmasonería del Rito Primitivo de Francia como órgano de acción externa de esta. Fue dirigida primero por Pedro Cabanis y después por Antonio Destutt de Tracy que a la vez fueron directores del Rito Primitivo, cuya denominación correcta era la Francmasonería Primitiva Universal para la jurisdicción territorial de Francia.

Los componentes del Rito Escocés de Francia y los demás Ritos místicos nacidos a base de la Constitución seudofrancmasónica del clérigo presbiteriano inglés Anderson, estaban compuestos por conservadores, no participaron en lo absoluto en la Revolución Francesa por confesión propia de ellos, pero si se sumaron al movimiento monárquico que apareció posteriormente y actuaron activamente en la propaganda contra los principios de libertad, Igualdad y Fraternidad que proclamaban los liberales.

Como órgano de acción externa de la Francmasonería Primitiva, el partido de los Ideólogos luchaba contra el control de la educación por el clero y procuraba que la enseñanza liberal armonizara con los principios proclamados por la Revolución Francesa. Destutt de Tracy fue creador de un método liberal, que se oponía al método de Condillac, predilecto de los conservadores ya que este último exageraba el presunto valor educativo de la religión y de las matemáticas, limitaba la enseñanza más elevada a la erudición y a las ciencias exactas y excluía las investigaciones filosóficas.

La popularidad de Antonio Luís Destutt de Tracy como creador del método liberal de educación fue muy extendida en América, El presidente liberal progresista de los Estados Unidos de Norteamérica, Jefferson tradujo y publicó el Comentario de Desttut Tracy al “Espíritu de las Leyes” y escribió respecto a su obra “Elementos de Ideología” diciendo: “Espero que este libro será el manual de nuestros estudiantes de nuestros hombres de Estado y hará que entre nosotros progrese una ciencia en la que tantos errores hemos cometido”. El Presidente de Argentina Rivadavia, fue discípulo y amigo de Desttut de Tracy y la “Ideología” fue la doctrina pedagógica oficial de la República desde 1819 hasta 1842. En Bolivia el Mariscal Sucre la proclamó también doctrina pedagógica oficial. En Chile y en México hubo un notable grupo ideológico entre los partidarios de la emancipación independista.

En el año 1824 el Gobierno de la República Mexicana envió a París una Comisión de Profesores para cerciorarse de cuáles eran los mejores métodos de educación liberal y éstos desde luego se pusieron en contacto con Desttut de Tracy y le informaron de la situación que reinaba en la República.

Hablaron entre otras cosas respecto a la labor conservadora desastrosa que desarrollaba la masonería del Rito Escocés, introducido por los españoles, y manifestaron que tenían el conocimiento que ya gestionaba cerca del Embajador de los Estados Unidos de Norteamérica en la República Mexicana, Mr. Poinsett, su cooperación para fundar el Rito Yorkino por considerarlo más liberal. Durante estas conversaciones de los profesores mexicanos se informaron que Desttut de Tracy era Presidente de un Rito Progresista que se denominaba el Rito Primitivo de Francia, desconocido para ellos hasta entonces.

Desde luego los comisionados fueron informados que el Rito Primitivo era la única- agrupación francmasónica que luchaba por el triunfo de los ideales de la Revolución Francesa en aquella época y proclamaba los principios de Libertad, Igualdad y Fraternidad a pesar de las amenazas y persecuciones de los gobiernos conservadores que estaban en el Poder.

Esta información despertó el interés de los Profesores que solicitaron desde luego la cooperación de Destut de Tracy para fundar una agrupación semejante en la, República Mexicana. En esta época se encontraba en México, por razones de índole personal, el hermano Guillermo Gardette que pertenecía al Rito Primitivo de Francia. Aprovechando esta ocasión, Desttut de Tracy lo nombro su representante con el objeto de fundar en México la Francmasonería Primitiva, si las circunstancias reinantes en esta nueva República eran favorables para ¡indicado fin. Además, pidió el hermano Guillermo Lamont , que representaba en las Antillas al Rito Primitivo Hispanoamericano, fundado por el General Francisco Miranda, que ayudase al Hermano Gardette en la labor que se le encomendó. Así fue que estos dos comisionados en cooperación con los profesores que fueron a Francia iniciaron en el año 1825 la labor difícil de encontrar los elementos suficientes y apropiados, para lograr su cometido.

Desde luego unos se incorporaron al Rito Escocés y otros al Rito Yorkino que ya funcionaba bajo la dirección del senador por el Estado de Tabasco, el cura José María Alpuche, y bajo la protección del Presidente de la República el General Guadalupe Victoria.

La labor de los organizadores de un Rito nuevo y progresista en aquella época era muy difícil, ya que diariamente se aumentaba la propaganda conservadora contra la Revolución Francesa y sus principios altamente avanzados. Además una nueva agrupación francmasónica con el nombre de Rito Primitivo, despertaría el celo de los Ritos ya existentes y se propagaría con más fuerza la versión de que los partidarios de la Revolución Francesa querían intervenir directamente en los asuntos políticos de México. Por otra parte la organización del Rito Primitivo, distinta en su esencia de los Ritos que se basaban en la Constitución seudofrancmasónica de Anderson, podría provocar entre los Ritos ya existentes en México, discusiones relativas a la regularidad de esta nueva agrupación francmasónica, estorbando de esta manera su rápido desarrollo.

Finalmente consideraron los organizadores, que un posible cambio político en el Gobierno por asonada de los conservadores, podía traer un grave peligro para la vida y bienes de sus componentes, por cuyas razones llegaron a la conclusión de que era conveniente dar a la nueva agrupación un nombre distinto, conservando intactos los principios del Rito Primitivo, los que sólo podrían ser conocidos íntegramente por los organizadores y los miembros más probos de la agrupación por su ideología liberal progresista.

Y así fue que el 22 de agosto de 1825 se fundo un Supremo Consejo bajo la denominación del Rito Nacional Mexicano, basándose en los principios del Rito Primitivo de Francia, compuesto por nueve hermanos: Guillermo Gardette, Guillermo Lamont, José Maria Mateos, Luís Luelmo y Goyanes, Cayetano Rinaldi, Juan María Matheus, Carlos Rinaldi Francisco Ocampo y Mariano Rodríguez.

Desde luego se procedió a formar el Reglamento General que resulto de 29 secciones y de 133 artículos, en el que se proclamaba la independencia y autonomía del nuevo Rito, indicando que los masones en él recibidos se denominarán mexicanos y que los Grados de la Agrupación serían nueve: Aprendiz recibido, Compañero, Maestro, Maestro Aprobado, Caballero del Secreto, Caballero Águila Mexicana, Perfecto Artífice, Gran Juez, Gran Inspector General de la Orden.

Al instalarse el Supremo Consejo, se procedió a la organización de las primeras cinco Logias Simbólicas que se denominaron, la primera “Meridiano Anahuasence”, la Segunda Igualdad”, la tercera “Terror de los Tiranos”, la cuarta “Despreocupación Indiana” y la quinta “Luz Mexicana”.

El día 26 de Marzo de 1826 ya estaba concluida la organización de estos cinco Talleres Simbólicos y se procedió a la organización de la primera Gran Logia bajo el nombre de GRAN LOGIA NACIONAL MEXICANA “LA LUZ”. Para significar la identidad ideológica de esta Gran Potencia con el Rito Primitivo de Francia, el Muy Ilustre y Querido Hermano Guillermo Gardette fue electo su primer Gran Maestro.

La labor que vino realizando el Rito Nacional Mexicano desde esta fecha; fue muy benéfica para el pueblo mexicano, pues apoyó y luchó al lado de sus más grandes dirigentes: Gómez Farías, Ignacio Ramírez, Melchor Ocampo y el Benemérito de las Américas, Benito Juárez, para dar al país las Leyes de Reforma, que tanto contribuyeron a su progreso.

“El Gran Maestro Presidente de la Gran Logia Ámerico Vespucio” Silvestre Bradt

Según archivos de Rito Nacional Mexicano y versión de la Francmasonería Primitiva Universal.

(Fuente: http://www.ritonacionalmexicanoac.com/historia.htm)

Fraternidad Masónica de Baja California - Manifiesto Junio del 2009

El Muy Respetable Gran Maestro Domingo Valadez Villalobos, de la Gran Logia "Benito Juárez" del Benemérito Rito Nacional Mexicano, Antiguo y Aceptado, en su turno y a nombre de las Grandes Logias aglutinadas en La Fraternidad Masónica de Baja California, hace una valiente y enjundiosa exposición sobre los enormes problemas que aquejan a la sociedad mexicana de nuestro tiempo.

http://www.youtube.com/watch?v=Y1TFBmLF1-I

Historia de la Masonería en México

Breve resumen de la historia de la Masonería en México

Según José Mª. Mateos existía masonería en México antes de 1806 ya que en ese año fue iniciado Don Miguel Hidalgo y Costilla en una Log.·. ubicada en la calle de Ratas No. 4, a la que asistían prominentes integrantes del cabildo de la Ciudad de México.

Según Castillo desde finales del S. XVIII, existían en México (Nueva España) Llog.·. militares de españoles.

Según el catecismo del Ap.·. del R.·. N.·. M.·. "El Rito Escocés Antiguo y Aceptado fue el primero que se conoció en México..." .

Según Chism Las primeras Llog.·. aparentemente trabajaban bajo las formas del Rito de York.

Durante la guerra de Independencia (1810-1821), las Llog.·. abatieron Ccol.·. formalmente, pero deben haber seguido trabajando bajo el formato de Llog.·. militares, ya que solo así se explica que al final de la guerra resurgieran las Llog.·. como hongos después de la lluvia y que personas como Vicente Guerrero, que no tenían edad para ser iniciados antes de la guerra, tenían altos grados al finalizar esta.

De 1821 a 1825 existieron en México dos tipos de Llog.·. según su tendencia política, unas conservadoras, pro monárquicas y centralistas formadas por personas adictas al antiguo régimen virreinal y otras liberales, republicanas y federalistas, conformadas por los independentistas y sus simpatizantes; pero todas trabajaban bajo las formas del R.·. E.·. A.·. y A.·.

Según Jesús Reyes Heroles, durante toda la primera parte del S XIX, a falta de partidos políticos, las Llog.·. Mas.·. hicieron las veces de "partidos políticos embrionarios".

En el año de 1825, las Llog.·. liberales obtuvieron, por conducto de Joel R. Poinset , (ministro plenipotenciario de los EE. UU. En México ) carta patente del Rito de York, por lo cual empezaron a ser llamados "yorkinos" y los conservadores "escoceses", términos que hasta hoy siguen usando los historiadores.

Como los escoceses simpatizaban con el modelo político europeo y los yorkinos con el estadounidense, nueve HH.·.: Guillermo Gardette, José María Mateos, Guillermo Lamont, Luis Luelmo y Goyanez, Cayetano Rinaldi, Carlos Rinaldi, Juan María Mateos, Francisco Ocampo y Mariano Rodríguez, cinco escoceses y cuatro yorkinos, buscaron una opción diferente y en tenida solemne efectuada el 22 de agosto de 1825 se declara legalmente constituido el R.·. N.·. M.·. y se establecen los cinco principios que son sus antiguos límites:

1. Que el Rito Nacional Mexicano quedaba establecido regularmente en derecho, por el que tenían los miembros que lo formaban, masones regulares de ritos aceptados, que dicho Rito era por lo mismo, en su régimen interior, libre e independiente de cualquier otro del globo, como lo es la nación mexicana de las demás potencias.

2. Que el gobierno de este Rito residiría en un SUPREMO GRAN ORIENTE Y UNA GRAN LOGIA NACIONAL MEXICANA, y que se consideraría como ilegal a cualquiera reunión que trabajara bajo las formas del Rito sin haber tenido cédula legalizada para ello.

3. Que los grados simbólicos serían los mismos en número, que en todos los ritos establecidos y que forman la masonería universal, es decir, APRENDIZ, COMPAÑERO Y MAESTRO, y los grados altos seis, formando el todo nueve, cuyos títulos designaría el Reglamento General, así como sus atribuciones y deberes.

4. Que en cualquiera ciudad, aunque no fuere capital de estado, si llegaban a reunirse cinco logias particulares, regularmente constituidas con credenciales de Grandes Logias, se podría instalar una Gran Logia, sin que por eso pudiera haber más que una Gran Logia en cada estado.

5. Que la masonería mexicana no tendría otro objeto, que trabajar por despertar en nosotros los sentimientos de la más pura humanidad, y la práctica de todas las virtudes, elevando al hombre al nivel del hombre mismo, y enseñando a respetar y amar lo que la virtud y la sabiduría consagran a la humanidad como verdades eternas; estableciendo también en los misterios simbólicos, los lazos que unen a los miembros de la Gran Familia para tenerlos siempre reunidos bajo los auspicios de la concordia y la verdadera fraternidad.

Fundado ya, el Rito Nacional Mexicano, se procedió a formar el Reglamento General en el que se declaró la independencia y autonomía del rito, que los masones en él recibidos, se denominarían Mexicanos y no de otro modo; que los grados de que se forma son nueve: APRENDIZ RECIBIDO, COMPAÑERO, MAESTRO, MAESTRO APROBADO, CABALLERO DE SECRETO, CABALLERO DEL AGUILA MEXICANA, PERFECTO ARTIFICE, GRAN JUEZ Y GRAN INSPECTOR GENERAL DE LA ORDEN.

Aprobadas las bases de la Constitución Orgánica y del Reglamento General, quedó instalada la Masonería Mexicana en el mismo día 22 de agosto de 1825 y el 26 de marzo de 1826 lo fue la primera Gran Logia Nacional Mexicana con el distintivo de: "LA LUZ ".

Durante este período los escoceses y los yorkinos se enfrascaron en una lucha política que además de causar la muerte de muchos HH.·. ocasionó la desaparición de ambos ritos en México, dejando solo al R.·. N.·. M.·. hasta 1860 en que se volvió a constituir una Log.·. del Rito Escocés en el puerto de Veracruz.

En el Congreso General del año de 1833, el R.·. N.·. M.·. decidió iniciar una serie de reformas, la más importante hacia adentro, incluir a la mujer en la masonería, ya que en sus manos está la formación de los futuros ciudadanos; hacia fuera, luchar por la abolición de los fueros militares y eclesiásticos, la separación de la iglesia y el estado, la educación laica, la secularización de los bienes eclesiásticos, la libertad de cultos, etc. Y le ordenó al G.·. I.·. G.·. Valentín Gómez Farías, en ese momento Presidente de la República (Su primer periodo comprendió del 1 de abril de 1833 al 18 de junio del mismo año, quedando a cargo del gobierno en ausencia de Antonio López de Santa Anna) que las llevara a la práctica, el cumplió pero ocasionó una revuelta de graves consecuencias para el Rito, y perdieron la presidencia de la República.

A pesar del descalabro sufrido, el R.·. N.·. M.·. no cejó en sus esfuerzos por llevar a cabo estas reformas, lo cual logró con la Constitución de 1857 y posteriormente con las Leyes de Reforma, ambas generadas en los talleres del Rito.

En tanto el gobierno liberal emanado del R.·. N.·. M.·. encabezado por Benito Juárez aplicaba sus reformas, los conservadores continuaban con sus intentos de traer un monarca europeo para consolidar su modelo político, en esta ocasión, gracias a las ansias expansionistas de Napoleón III, sus esfuerzos se vieron coronados con el éxito, logrando imponer, con ayuda del ejercito francés, un imperio con Maximiliano de Habsburgo a la cabeza; aunque nunca lograron controlar todo el territorio nacional.

Durante este período de la intervención francesa, el R.·. N.·. M.·. abate columnas formalmente y solo trabaja bajo la forma de Llog.·. errantes o militares, sin embargo no claudica y continúa con su lucha hasta recuperar totalmente al país y retomar la Constitución y las Leyes de Reforma.

En lo masónico, el R.·. N.·. M.·. expide la Carta Patente de la Gr.·. "Log.·. Valle de México" del R.·. E.·. A.·. y A.·. , conforma el Supremo Consejo del 33º y Último Grado del R.·. E.·. A.·. y A.·. y se firma un tratado de libre tránsito entre los talleres de los tres primeros grados y del último grado de ambos ritos.

Durante el gobierno del Gral. Porfirio Díaz Mori, aprovechando que era integrante de los Supremos Consejos de los Ritos Escocés y Nacional, crea la Gran Dieta Masónica y con ella utiliza a la masonería como estructura de control político del país y con ello hace caer a toda la masonería en un sopor político del que solo fue despertando al final del porfiriato (el cual duró 32 años, hasta 1910 que se inició la Revolución Social Mexicana).

En 1916 el R.·. N.·. M.·. se enfrasca en una lucha ideológica con Carranza (Presidente de los Estados Unidos Mexicanos) y el campo de batalla fue el Congreso Constituyente. Los Masones Mexicanos que eran diputados, capitaneados por el I.·. y P.·. H.·. Francisco J. Mújica le ganan a los carrancistas los artículos vertebrales (3º, 27, 123, 130, etc.) de la constitución de 1917; el proyecto de Constitución de Carranza es rehecho en los talleres del R.·. N.·. M.·. y se logra que la Constitución de 1917 sea una expresión de los ideales masónicos mexicanos.

(Fuente: http://www.ritonacionalmexicano.org )