sábado, 21 de diciembre de 2013

Nelson Mandela pasó al Oriente Eterno

Johannesburgo, Sudáfrica. El 5 de diciembre 2013 murió el ex Presidente de Sudáfrica, Nelson Mandela. A la ceremonia fúnebre asistieron muchos jefes de Estado y de Gobierno, y Masones. Nelson Mandela fue miembro de varios Ordenes y tambien de la Orden Masónica (desde 28 de junio de 1990).


-----
Fuente: APMR.

domingo, 8 de diciembre de 2013

Programa especial sobre la Masonería con el Dr. Onosandro Trejo Cerda, Past Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo del Rito Escocés Antiguo y Aceptado para Mexico

Programa especial sobre masonería con el Dr. Onosandro Trejo Cerda, past soberano gran comendador del supremo consejo del rito escocés antiguo y aceptado. Conducen Luis Rubén Maldonado y Fabiola Lara García.


domingo, 24 de noviembre de 2013

Los líderes de la Unión Europea se reunieron con los líderes de la Francmasonería de Europa

Bruselas, Unión Europea. El 5 de noviembre de 2013 se llevo a cabo la reunión anual de los líderes de la UE con los líderes de la Francmasonería de Europa. La reunión contó con la presencia de José Manuel Barroso (Presidente de la Comisión Europea), Herman Van Rompuy (Presidente del Consejo Europeo), László Surján (Vice-Presidente del Parlamento Europeo) y Grandes Maestros de Alemania, Bélgica, Francia, Hungría, Portugal y Grecia.


--------
Fuente: APMR.



jueves, 21 de noviembre de 2013

EL PAPEL DE LA MASONERÍA Y LOS MASONES EN LA REVOLUCIÓN MEXICANA.



INTRODUCCIÓN

Se pudiera afirmar que existe mucho escrito (aunque no lo suficiente) sobre la masonería y el papel de los Masones en dos etapas de la historia de México: La primera , en la Guerra de Independencia, en su consumación y en aquella etapa de consolidación de la República y; la segunda, en la Guerra de los Tres Años o de Reforma; así como en la posterior Guerra de Intervención Francesa, la Lucha contra el Imperio y la Elevación de las Leyes de Reforma al Rango Constitucional. Después, hay una especie de vacío histórico y no se habla de la masonería ni de los masones más que de forma incidental, como si hubieran dejado de tener un papel activo y determinante en el devenir histórico de nuestra Patria.

Se menciona, en la importante etapa que corresponde a la Revolución Mexicana, que el general Porfirio Díaz fue masón, que Madero también lo fue, y que tal vez Carranza lo fue. Y hasta ahí. Pero buscando en la historia, se descubre que no fue así de simple. Sí es cierto que la masonería y los masones sufrieron una suerte de presiones políticas (gubernamentales) que impidieron se manifestaran ante el régimen y el estatus quo como se manifestaron en aquel decimonónico siglo y con la fuerza que los caracterizó. Pero de ninguna manera permaneció la masonería ni los masones ajenos e inmutables al sistema político-económico imperante durante el Porfiriato. Estuvieron concientes de las desigualdades e injusticias del régimen y; su papel fue determinante para definir en gran medida el tipo de nación que ahora somos.

EL PORFIRIATO


Después de casi un siglo de guerras sangrientas y desgastantes contra extraños y entre hermanos, en las que la Nación perdió muchos hombres, recursos financieros y gran parte de su territorio y en las que además, se impidió el desarrollo económico, los imperativos del gobierno en México eran: imponer la paz a toda costa, constituir un orden (en lo legal y lo civil) y engarzarse a la dinámica capitalista de algunos países europeos y de los Estados Unidos, para lograr el progreso.

A finales del Siglo XIX el gobierno del general Porfirio Díaz veía en los modelos económicos de esos países la vía más viable para sacar a México de la pobreza y del atraso en el que se encontraba; infortunadamente, en el devenir histórico mundial, México, llegó tarde a ello e ingresó al paradigma del capitalismo cuando los países dentro de esa corriente filosófico-económica ya estaban en una etapa más avanzada y agresiva del mismo: el imperialismo despiadado.

Cabe anotar que para implantar el sistema capitalista hay dos vías, en México, el gobierno porfirista siguió la vía reaccionaria o “Junker”, la cual se caracteriza por la implantación del sistema desde las cúpulas o clases altas. Por esta vía, los terratenientes feudales conservan sus tierras y el poder y paulatinamente se transforman en capitalistas; se niegan los cambios democráticos en lo político, se crea un gobierno autoritario y se conservan las alianzas entre los terratenientes y la burguesía. La otra vía, la “Farmer” o plebeya, y que no se siguió en México, libera las fuerzas creativas y revolucionarias expresadas por las masas en un proceso de transformación desde las clases sociales bajas hacia las altas; implica esta vía el desplazamiento de los terratenientes feudales y la desaparición del sistema económico feudal. El desarrollo económico por esta vía impulsa la pequeña propiedad agrícola, esto es, a los rancheros o farmers.

La política económica porfirista, eligió la vía Junker y; ésta, implicó un impulso del capitalismo privilegiando por todos los medios la inversión extranjera, así como el apoyo a las grandes haciendas que, con la figura jurídica plasmada en las Leyes de Colonización y de Terrenos Baldíos, que sostenían el quehacer de las compañías deslindadoras, se convirtieron en grandes latifundios capitalistas.

De esta forma, el gobierno se empeñó en fomentar y convertir a México en un país donde la producción estaba inclinada hacia las exportaciones de materias primas agropecuarias, minerales y petróleo. Poca atención se le dio a la industrialización y al desarrollo de los mercados internos.

Consecuentemente, las vías de comunicación estaban diseñadas para transportar los productos de exportación a los puertos marítimos y a la frontera con Estados Unidos. En cambio, las vías de comunicación para interconectar las diferentes regiones geoeconómicas del interior del País eran casi nulas.

De 1877 a 1910, el producto interno bruto creció a una tasa anual de 3.4% y pasó de 15,692 millones de pesos a 47,054; mientras que la población crecía a un ritmo de 1.4%. La producción, pues, crecía con mayor celeridad que la población. Estos datos pueden crear una visión muy equivocada del Porfiriato, ya que a pesar de la riqueza y el avance económico, el patrón de acumulación del capital era bastante desigual. Los beneficios del sistema económico se concentraban en muy pocas manos, se concentraban en un reducido número de terratenientes, de empresarios y de comerciantes, de banqueros y de inversionistas extranjeros. Las masas, vivían en la pobreza.

En esos años, la población de México era de aproximadamente 13.5 millones de habitantes, de los cuales once millones (81.48%) estaba integrada mayoritariamente por: 1). Campesinos desposeídos de sus tierras y explotados en las haciendas o refugiados en sus reservaciones y comunidades; 2). Por obreros explotados en las fábricas y las minas y con salarios diferenciales y; 3). Por desempleados. Estos sectores, no gozaban de los beneficios ni de la riqueza generada por el sistema. Casi un Pareto perfecto.

Aunado a lo anterior, la permanencia ininterrumpida en la presidencia de la República, en los ministerios y en las gubernaturas, habían creado una gerontocracia que le impedía a la joven burguesía acceder al poder. Para 1908, Porfirio Díaz tenía 77 año; los secretarios de Relaciones y de Justicia, tenían, cada uno, 82 años; el de Guerra, 77; el de Hacienda, Limantour, 54 y era el más joven. El gobernador de Tabasco tenía 76 años; el de Tlaxcala, 78; el de Michoacán, 75; el de Puebla 73; el de Guanajuato 68 y; el de Aguascalientes, 70.

ESTRATEGIAS PARA EL LOGRO DE LA PAZ Y EL PROGRESO

Desde la óptica porfirista, para que el país lograra la paz y el progreso material por la vía elegida, no había más opción que atender “las muelles, no las leyes”, por lo que había que “embridar a la Nación”. Esto lo logró Porfirio Díaz en un lapso de doce años, de 1876 a 1888 y; consistió en el dominio simultáneo de lo que, él, denominó las “doce riendas”: 1). Represión o pacificación; 2). Divide y vencerás con los amigos; 3). Control y flexibilidad con los gabinetes y los gobernadores; 4). Sufragio inefectivo, sí reelección; 5). Domesticación del Poder Legislativo; 6). Domesticación del Poder Judicial; 7). Doma de intelectuales; 8). Acoso a la prensa; 9). “Pan y palo” con el ejército; 10). Política de conciliación con la iglesia; 11). Gallardía en la política exterior y; 12). Culto a la personalidad.

Estas estrategias de controles sectoriales permitieron mantener al estado y culminaron con la conformación de un partido político único, con un gabinete conformado por los llamados “científicos”, con gobernadores que prácticamente eran empleados de la presidencia de la República, con la existencia de jefes políticos incondicionales, con una policía rural represora y un ejército minimizado pero adecuados para enfrentar a un pueblo ignorante y desarmado. Además, Díaz contó con el apoyo de la iglesia católica, que mantenía sumiso y enajenado al pueblo (la iglesia secundaba la “obra” pacificadora de Porfirio Díaz: En el V Concilio Provincial Mexicano, celebrado en 1896, la iglesia católica, por ejemplo, le ordena a sus fieles obedecer a las autoridades civiles y; esa orden en aquellos tiempo y dirigida a un pueblo sumiso e ignorante, se cumplía). En ese lapso de tiempo se hicieron célebres las frases: “Mátalos en caliente”, “En política no tengo ni amores ni odios” o “Ese gallo quiere su máis”, aplicables a diferentes manifestaciones de malestar o inconformidades sociales y; fue después del logro de esas políticas que se antepuso al nombre de Porfirio Díaz el “Don”.

INCONFORMIDAD SOCIAL

Pero a pesar del aparato represivo, del control gubernamental y de la actividad enajenante de la iglesia, hubo durante todo el Porfiriato manifestaciones de inconformidad, de tal forma que la famosa “pax porfiriana” no era tan pacífica.

Los descontentos y manifestaciones de los sectores campesinos e indígenas explotados, desposeído y despojados fueron brutalmente reprimidos por el gobierno federal y los estatales. En el Noroeste, los yaquis se sublevaron en 1875 y; los mayos, en 1891. Y casi fueron exterminados. Los mayas, en la Península de Yucatán, estaban sublevados desde mediados del Siglo XIX.

En 1877 hubo rebeliones en la Sierra Gorda de Querétaro, en Hidalgo, en Guanajuato, en Michoacán, en Guerrero, en Puebla, en Oaxaca, en Durango, en Coahuila y en el mismo Distrito Federal. En 1878 se produjo un levantamiento en La Huasteca que se reavivó de 1879 a 1881 en las Huastecas Potosina e Hidalguense. En 1882 hubo levantamientos en Juchitán, Oaxaca; en 1884, en Papantla, Veracruz. En 1892, las tierras del pueblo indígena de Tomochic fueron entregadas a la Chihuahua Mining Company, por lo que sus habitantes se levantaron en armas y fueron masacrados por las tropas porfiristas. Heriberto Frías consigna magistralmente este hecho en su novela.

Los levantamientos de campesinos e indígenas continuaron y en 1896 hubo nuevas muestras de rebeldía en otra vez en Papantla y en Soteapan, Veracruz.

Por su parte, los obreros, la nueva clase social que prácticamente había nacido durante el Porfiriato y; que estaba integrada por trabajadores fabriles, por mineros, por ferrocarrileros, por trabajadores portuarios y por petroleros, principalmente, también se manifestaron contra el régimen y sufrieron la misma suerte que los campesinos. De 1881 a 1911, hubo alrededor de 250 huelgas, las cuales estaban prohibidas. A partir de 1905, las condiciones de explotación de los obreros se agravaron y el número de huelgas aumentó. Son bien conocidas las huelgas de Cananea, Sonora, en 1906 y; la de Río Blanco, Veracruz, en 1907.

La huelga de Cananea fue muy significativa. La mina era propiedad de la Cananea Consolidated Copper Company. Ahí se extraía cobre, metal altamente demandado por la creciente industria eléctrica estadounidense. En la mina laboraban entre cuatro y cinco mil obreros. El detonante de la huelga fueron los privilegios para con los trabajadores estadounidenses frente a los mexicanos. Los mexicanos realizaban los trabajos más rudos y recibían $3.00 al día en moneda nacional; mientras que los estadounidenses realizaban labores más ligeras y recibían $5.00 diarios en oro.

En la mina había un grupo de obreros afiliado al Partido Liberal Mexicano (PLM), de Ricardo Flores Magón. Ellos fueron agredidos por dos empleados norteamericanos, quienes en la respuesta al ataque murieron. Para reprimir a los obreros mexicanos, el gobernador de Sonora y el dueño de la empresa trajeron cerca de 300 “rangers” de Estados Unidos, quienes junto con los guardias de la propia empresa reprimieron a los obreros. Los líderes del movimiento huelguista y miembros del Partido Liberal, fueron condenados a 15 años de prisión en el Castillo de San Juan de Ulúa, ubicado en el Puerto de Veracruz.

LAS SOCIEDADES SECRETAS



Durante el Porfiriato hubo varias sociedades e instituciones – digamos – secretas o, que no siéndolo estrictamente, actuaron de forma velada en contra del régimen. Algunas eran espiritistas, como la que acogió u organizó por algún tiempo Francisco I. Madero. Otras, actuaban no tan abiertamente aunque algunos de sus militantes sí lo hicieron, fue el caso de la Iglesia Metodista. Algunos pastores protestantes de esa iglesia, por ejemplo, se integraron finalmente al zapatismo en defensa del campesinado mexicano. Y, obviamente, otra sociedad fue la masonería y los masones.

La masonería, y los masones principalmente, ante el estado de cosas durante el Porfiriato, no permanecieron inmutables. Infortunadamente, las condiciones para con la masonería a finales del Siglo XIX y a principios del XX ya eran muy diferentes a las existentes a principios y a mediados del Siglo XIX.

Y es realmente cierto que tanto la masonería como el clero católico influyeron poderosamente en la vida política de México desde el Movimiento de Independencia hasta la Elevación al Rango Constitucional de la Leyes de Reforma. Al triunfo de los liberales, la masonería prácticamente determinó las tendencias ideológicas que definieron el tipo de Nación que el Porfiriato heredó.

Pero durante el Porfiriato, de finales del Siglo XIX a inicios del XX, las logias, como masonería, fueron perdiendo aquel poder político que las caracterizó a inicios y mediados del Siglo XIX y; paulatinamente el clero empezó a recuperar parte del poder que perdió en la República Restaurada. Esto, en gran medida se debió a la obsesión por constituir un orden y lograr la paz y el progreso a como diera lugar. En ese tenor, Porfirio Díaz, pensaba que se tenían que redefinir las relaciones entre el Estado y la iglesia; así como controlar la actuación de las logias masónicas, ya que su relativa independencia y secreto, eran un obstáculo que podía oponerse precisamente a su política pacificadora y económica.

Así que, con la iglesia, el gobierno porfirista adoptó una política laxa en la aplicación de los preceptos constitucionales, pero sin derogar las leyes heredadas de los liberales de la Reforma, casi todos masones. Por lo tanto, las leyes que normaban a la iglesia se obedecían, pero no se cumplían a cabalidad. Esta política conciliadora le generó a Díaz enfrentamientos con la masonería y sus líderes, principalmente con Ignacio Manuel Altamirano, con una arraigada tradición liberal y que veía a Porfirio Díaz como a un traidor a la Constitución de 1857, a las Leyes de Reforma y a los principios y valores masónicos.

Pero para Porfirio Díaz, era la masonería la que tenía que subordinarse al poder del gobierno y a sus políticas conciliadoras y económicas.

Desde su ascenso al poder, Porfirio Díaz contó con el apoyo de los masones del Rito Escocés Antiguo y Aceptado y con la oposición del Rito Nacional Mexicano. Estando Díaz en el poder, los miembros del Rito Nacional Mexicano fueron acosados por el régimen hasta que finalmente, su líder, José María Mateos, puso en marcha una serie de medidas reconciliatorias que culminaron en 1877 con la decisión tomada en una Gran Asamblea, de no intervenir políticamente con el mandato de Díaz.

Pero para Porfirio Díaz eso no fue suficiente, había más ritos masónicos y todos ellos debían sujetarse al Caudillo. Con esa meta, el 15 de junio de 1883, Porfirio Díaz constituyó la Gran Logia del Distrito Federal y asumió el cargo de Gran Maestro, lo cual promovió una migración de logias a esa nueva organización, debilitando así a otras asociaciones masónicas, particularmente a las que estaban jurisdiccionadas al Supremo Gran Oriente de los Estados Unidos Mexicanos, dirigido precisamente por Ignacio Manuel Altamirano.

Finalmente, el 15 de febrero de 1890 se fusionan los dos ritos masónicos más importantes de México: el Supremo Gran Oriente de los Estados Unidos Mexicanos y el Supremo Consejo del Rito Escocés Antiguo y Aceptado para constituir la Gran Dieta Simbólica Escocesa de los Estados Unidos Mexicanos, cuyo objetivo real fue centralizar y controlar la actuación de las logias masónicas.

Los miembros de la Gran Dieta eligieron a Porfirio Díaz como su Gran Maestro, pero al poco tiempo, él, designó a Hermilo G. Cantón, su incondicional, para que la dirigiera. De esta forma, la gran mayoría de las logias que se afiliaron a la Gran Dieta perdieron su autonomía e ingresaron a ellas miembros totalmente adherentes a Díaz, quienes le informaban de todos los pormenor acaecidos en las reuniones, violando así el secreto.

De esta forma, las logias en general, se convirtieron en lugares inseguros, con informantes y delatores, en donde manifestar libremente las ideas filosóficas o político-religiosas o; concertar y emprender acciones sociopolíticas en contra del régimen, podía acarrear la represión.

Así las cosas, el gobierno estaba seguro de que era imposible que las logias masónicas se convirtieran en “nidos de conspiradores” que pudieran contribuir a una revolución. Aunque hubo unas cuantas logias ligadas al liberalismo radical que rehusaron afiliarse a la Gran Dieta. Las logias, pues, en general se convirtieron en lugares en donde militaban tanto adherentes al dictador como enemigos declarados del mismo, como Filomeno Mata o; futuros opositores del régimen, como Librado Rivera.

Lo anterior denota que hubo dos corrientes políticas en la masonería antes del Estallido de la Revolución Mexicana: una, adherida mayoritariamente a la Gran Dieta y al lado de Porfirio Díaz, colaborando con el estado de cosas y; la otra, la menos, sin comulgar con su modelo económico ni con la política de reconciliación con el clero católico, aunque sus miembros formaran parte de logias afiliadas a la Gran Dieta o no.

El 31 de agosto de 1895, el general Porfirio Díaz renunció a la Gran Maestría de la Gran Dieta y; ya sin su apoyo, Hermilo G. Cantón no pudo controlar a la organización y dicha Gran Dieta Simbólica desaparece en 1901. Pero las logias, infortunadamente, ya estaban muy mermadas en cuanto a su autonomía, membresía y poder de convocatoria.

Para esas fechas, empezaron a surgir en la sociedad civil, organizaciones políticas públicas y abiertas a la ciudadanía. Entonces, los masones, como ciudadanos, no abandonaron el quehacer sociopolítico y; en esa etapa de la historia de México, conformaron también clubes y partidos o; ingresaron a los ya existentes y en la medida de las circunstancias históricas inculcaron en ellos los ideales masónicos.

Librado Rivera, masón reconocido, junto con los hermanos Flores Magón, Ricardo y Enrique, de quienes se firma que también fueron masones, y otros más, constituyen en 1901 el Partido Liberal Mexicano (PLM), el cual hasta 1906 lanza su Programa de Acción. Éste, incluía la suspensión de la reelección para presidente y gobernadores, reformar algunos artículos, promover la educación pública; así como dos puntos que afectaban los interese del clero: 1). Considerar a los templos como negocios mercantiles obligados a llevar una contabilidad y pagar impuestos y; 2). Suspender las escuelas administradas por el clero. Además, el plan contemplaba otros puntos de carácter económico, social y laboral más.

Anterior a la conformación del PLM, otros masones ya habían migraron de sus logias para crear organizaciones políticas opuestas al régimen. En 1896, por ejemplo, fundaron el Club Político Valentín Gómez Farías; en 1898, la Sociedad Patriótica Melchor Ocampo y; en 1900, el Club Liberal Ponciano Arriaga, entre otras.

ESTALLA LA REVOLUCIÓN




El 2 de septiembre de 1906, Ricardo Flores Magón se reúne en El Paso, Texas, con Antonio I. Villarreal, Prisciliano G. Silva y otros miembros del PLM y emiten una circular por medio de la cual se invita al pueblo mexicano a tomar las armas para derrocar al dictador Porfirio Díaz, infortunadamente esta convocatoria no tuvo el eco esperado.

El 24 de septiembre de ese mismo año, Francisco I. Madero le niega apoyo y armas a Prisciliano G. Silva, miembro del PLM, pero a pesar de la falta de apoyos, el 26 de septiembre siguiente este partido organiza una revuelta en Jiménez, Coahuila; otra entre el 30 de septiembre y el 3 de octubre, en Acayucan, Veracruz y; en ese último mes, en Camargo, Tamaulipas.

El 17 de febrero de 1908, se lleva a cabo la entrevista Díaz-Creelman, en la que Porfirio Díaz manifiesta tolerar la aparición de partidos de oposición y promete no reelegirse en las próximas elecciones. Estas declaraciones promovieron la creación e incremento de clubes y partidos en contra del régimen, empero el 30 de mayo siguiente, Díaz, anuncia que presentará nuevamente su candidatura a la presidencia de la República.

Entretanto, el PLM continúa promoviendo manifestaciones y revueltas en contra del sistema: el 24 y 25 de junio, en Viesca, Coahuila; al día siguiente, en Las Vacas, Coahuila; el 30 de junio y 1 de julio, en Palomas, Chihuahua y; el 9 de agosto, guerrilleros del PLM emboscan a topas federales en la Sierra del Burro, en Coahuila.

En enero de 1910 aparece la 1ª edición del libro “La Sucesión Presidencial en 1910”, de Francisco I. Madero. El 15 de abril siguiente, se funda el Partido Antirreeleccionista.

En junio de ese mismo año, ocurren las revueltas de Valladolid, Yucatán, encabezada por fuerzas antiporfiristas locales y; en Cabrera de Inzunza, Sinaloa, Gabriel Leyva, antirreeleccionista declarado, organiza un levantamiento. En julio, Santana Rodríguez, miembro del PLM, se levanta en armas en el estado de Veracruz y; en octubre del mismo año, aliado con las fuerzas de Cándido Donato Padua, se enfrentan al ejercito porfirista.

El 5 de octubre de 1910, Madero, promulga en San Antonio, Texas, Estados Unidos, el Plan de San Luis, con el cual se convoca a la Nación a desconocer al gobierno de Porfirio Díaz y a levantarse en armas para el domingo 20 de noviembre a las seis de la tarde.

Y fue alrededor del 20 de noviembre de 1910, fecha fijada para el levantamiento nacional acordado en el Plan de San Luis, cuando ocurren los principales levantamientos armados, por ejemplo, el 18 de noviembre los hermanos Serdán se enfrentan a la policía en Puebla. El único líder que se levantó en armas el 20 de noviembre fue Pascual Orosco, apoyado con dinero y armas aportadas por Abraham González, quien también convocó a unirse al movimiento revolucionario a Francisco Villa.

En diciembre de 1910, el PLM apoya a Praxedis Guerrero y toman Casas Grandes, Chihuahua. En enero de 1911, Mexicali es tomado por el PLM y; en febrero tropas de Prisciliano G. Silva, toman Guadalupe, Chihuahua. El 14 de febrero, Madero regresa de Estados Unidos y es recibido en la misma localidad de Guadalupe, Chihuahua, y de inmediato ordena la detención de Prisciliano G. Silva. Debido a esto y al proyecto ideológico maderista, el PLM, en su órgano informativo, el periódico “Regeneración”, llama a Madero “traidor”.

El distanciamiento entre Madero y los liberales se agudiza y el 17 de abril de 1911 varios dirigentes del PLM son desarmados por fuerzas maderistas.

El 10 de mayo de 1911, en contra de la voluntad de Madero, Pascual Orozco y Francisco Villa, toman Ciudad Juárez, con lo que se precipita la dimisión de Porfirio Díaz. Entre el 17 y 21 de mayo, se concretan los Tratados de Paz entre Madero y Díaz en Ciudad Juárez. El 25 de mayo, Díaz, renuncia a la presidencia de la República y el 31 sale exiliado rumbo a Francia.

El 13 de junio de 1911, Madero organiza y envía una misión integrada por Juan Sarabia y Jesús Flores Magón (hermano de Ricardo), con la intensión de hacer la paz precisamente con Ricardo Flores Magón. Esta misión fracasa por considerar los magonistas adheridos a Ricardo que Madero no era un verdadero revolucionario.

El 31 de julio de 1911, en el “Diario del Hogar”, del PLM, se declaran inexistentes los Tratados de Ciudad Juárez y a la “Revolución” traicionada. En agosto, Madero le promete a Emiliano Zapata que si desarma a sus fuerzas la tierra sería distribuida entre los campesinos inmediatamente después de ser electo presidente. Zapata acepta las condiciones de Madero, pero pocos días después, Victoriano Huerta ataca a los zapatistas desarmados y los masacra, por lo que Zapata se levanta nuevamente en armas pero ahora contra Francisco León de la Barra, presidente interino.


En octubre de 1911, Madero es electo presidente de México, el 6 de noviembre inicia su gestión y las tierras no son distribuidas entre los campesinos. Así las cosas, el 28 de noviembre los zapatistas promulgan el Plan de Ayala, en donde en esencia se plantea el desconocimiento de Madero como presidente y se exige la restitución de las tierras a los pueblos que habían sido despojados de ellas.

En diciembre de 1911, apoyado secretamente por los Estados Unidos, se subleva en Nuevo León, el general Bernardo Reyes, masón adherente al derrocado régimen porfirista.

El 25 de marzo de 1912, decepcionado por la entrega del movimiento revolucionario al porfirismo sobreviviente, se subleva Pascual Orosco en contra de Madero. Orozco había sido uno de los primeros en apoyar a Madero para derrocar a Díaz. Ante esto, Madero le ordena a Francisco Villa combatirlo, pero Orosco lo derrota, entonces Madero envía al general Victoriano Huerta a someterlo. Finalmente, Orozco es derrotado por la acción conjunta de Huerta y Villa.

En julio de 1912, Díaz Soto y Gama y otros liberales, inician una campaña de organización que en septiembre culmina con la fundación de La Casa del Obrero Mundial, la cual con Álvaro Obregón jugaría un papel histórico determinante.

El 16 de octubre de 1912, se subleva, en Veracruz, Félix Díaz, sobrino de Porfirio Díaz, e igualmente, masón adherente al pasado régimen porfirista.

El 9 de febrero de 1913, Huerta, Reyes y Díaz, en contubernio con el embajador de Estados Unidos, Henry Lane Wilson, organizan un golpe de estado que inicia con la sublevación las tropas acantonadas en Tlalpan y Tacubaya, D.F., y al cual se le conoce en la historia de México como la Decena Trágica, El golpe culmina con el asesinato de Madero y de Pino Suárez el 22 de febrero del mismo año.

El 26 de marzo de 1913, Venustiano Carranza, publica el Plan de Guadalupe, en el que esencialmente se plantean: 1). El desconocimiento de Huerta como presidente de México y de los poderes federales de los gobiernos de los estados que lo apoyen; 2). La formación del ejército constitucionalista y la designación de Carranza como su jefe; 3). La designación de Carranza como presidente interino hasta el triunfo de la Revolución y; 4). La promesa de convocar a elecciones al final de la Revolución.

En marzo de 1914, Díaz Soto y Gama se une a las fuerzas de Emiliano Zapata y; en mayo, la Casa del Obrero Mundial es cerrada por la policía de Victoriano Huerta, que a su caída, sería reabierta.

El 21 de abril de 1914 los Estados Unidos invaden Veracruz y el 15 de julio Huerta renuncia a la presidencia y abandona el país.

Poco después de derrocado Victoriano Huerta se definieron cuatro corrientes ideológico-económicas: 1). Zapatismo: movimiento muy sólido ideológicamente, que resistía los métodos del capitalismo salvaje, exigían una revolución social para conservar sus ancestrales estilos de vida y trabajo basados en la tenencia de la tierra 2). Villismo: identificado también con la tierra y orientado a la mejora de las condiciones generales de vida de los pobres en su conjunto; 3). Obregonismo: clasemediero y burgués con ciertas ideas sociales pero tendientes a un capitalismo moderado y con la intención de empoderarse y; 4). Carrancismo: conservador del sistema económico liberal burgués, apoyado por el ejército y la antigua burocracia porfiriana; pero que al verse presionado por las demandas de las tres primeras corrientes ideológicas se vio obligado a realizar ciertas reformas sociales, pero sin tener la convicción de llevarlas a cabo.

Carranza, ante la imposibilidad eventual de derrotar militarmente a los villistas y a los zapatistas, convoca a una convención en la ciudad de México, pero Villa no acepta y presiona para que se realice en un lugar neutral y se elije la ciudad de Aguascalientes.

La convención se reanuda el 10 de octubre de 1914 en Aguascalientes y; con la oratoria del liberal Díaz Soto y Gama se imponen los principios zapatistas plasmados en el Plan de Ayala. Los villistas y los zapatistas, aliados con una parte de los obregonistas, deciden la renuncia de Carranza y nombran presidente de México al general Eulalio Gutiérrez (de extracción villista). Carranza no acepta esa decisión y parte rumbo al Puerto de Veracruz, en donde establece su gobierno.

Los carrancista y los obregonistas evacuan la ciudad de México y el 24 de septiembre de 1914 y entran las fuerzas villistas y zapatistas a la capital del país. En ese momento se patentizan las debilidades de esas dos corrientes revolucionarias. Tanto las demandas del zapatismo como las del villismo estaban circunscritas, principalmente, a un solo sector de las clases socioeconómicas más baja del país: los campesinos; además, las peticiones eran puntuales: tierra principalmente. Y ese aislamiento social fue la raíz de las debilidades de esos movimientos: la imposibilidad identificarse y de recoger las demandas de otras clases sociales explotadas y reprimidas del país, como los obreros, los desempleados e incluso la burocracia, para formular un proyecto de nación que abarcara al conjunto de la realidad nacional. Los que contaban con ese proyecto, los magonistas, andaban a salto de mata o estaban en las cárceles de Estados Unidos.

Y en lo militar, a pesar de las recomendaciones estratégicas del general Felipe Ángeles y de las ideológicas de sus asesores, Villa y Zapata simple y llanamente abandonan la capital; Villa regresa al Norte y Zapata al Sur. Esto salvó eventualmente al carrancismo y definitivamente al obregonismo.

Así que, con mayor visión política y más incluyente, Álvaro Obregón, con la ayuda de Alberto J. Pani y Gerardo Murillo (el Dr. Atl), logra que La Casa del Obrero Mundial abjurara de su doctrina anarcosindicalista y pactase, el 17 de febrero de 1915, con el constitucionalismo para combatir a los convencionistas (a la supuesta “reacción” formada por villistas y zapatistas). Con los obreros, se formaron los batallones rojos y se creó para el carrancismo una especie de “halo” de legitimidad, ya que de acuerdo con la ideología socialista imperante, serían los obreros y los proletarios en general, los herederos del futuro.

En las dos batallas de Celaya, iniciadas en marzo de 1915, prácticamente el villismo inicio su caída. Villa, desoyendo nuevamente al general Felipe Ángeles, elige las planicies del Bajío para el encuentro y finca su estrategia en el asalto de su caballería. Obregón, con el valioso apoyo de los batallones rojos y la adopción de las nuevas tácticas de guerra de trincheras desarrolladas en la 1ª Guerra Mundial, derrota a Villa fácilmente. Ya sólo faltaba acabar con el zapatismo.

Para legalizar su poder, Carranza convoca a un congreso para que promulgara una nueva constitución. Éste, se llevo a cabo del mes de noviembre de 1916 al 30 de enero de 1917, en Querétaro. El proyecto de Carranza estaba basado en la Constitución de 1857 y recogía de alguna manera el espíritu liberal (espíritu masónico) con añadiduras mínimas; fortalecía y centralizaba el poder presidencial y disminuía el del Legislativo; pretendía conservar intacto el latifundio, expresaba insensibilidad a las demandas del pueblo y manifestaba el deseo de no comprometer al gobierno con las peticiones populares (las de tierra principalmente); además, proyectaba desarmar a las masas y; restaurar la paz social lo más pronto posible. Parecía que los años de revolución no habían aportado nada.

Todo parecía fácil para el carrancismo, pero la intervención en el Congreso de los diputados que migraron de las logias masónicas y que se integraron a las diferentes fuerzas revolucionarias, como Luis Manuel Rojas, Francisco J. Mújica, Heriberto Jara Corona, Luis G. Monzón, Jesús Romero Flores y otros más (identificados con Obregón y no con Carranza), le dieron un giro inesperado para Carranza y; finalmente, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, promulgada el 5 de febrero de 1917, recogió gran parte de las demandas planteadas en el Programa del PLM de los hermanos Flores Magón; así como la esencia del Plan de Ayala del zapatismo, incluso con leyes agrarias más radicales que las demandadas por Zapata originalmente en su Plan de Ayala.

Pero a pesar de la tónica de la Constitución, los enfrentamientos entre tropas carrancistas y zapatistas continuaron en el estado de Morelos, por lo que se ideo un plan para asesinar a Zapata, lo cual ocurrió el 10 de abril de 1919.

Finalmente concluyó el periodo presidencial de Carranza y; éste, designa como su sucesor a Ignacio Bonilla. Los militares se inconforman y un grupo de ellos lanza como candidato a Álvaro Obregón y; otro grupo, a Pablo González, precisamente uno de los coludidos en el asesinato de Zapata. En campaña política, Carranza trata de involucrar a Obregón en un complot para apresarlo, pero éste huye y posteriormente se levanta en armas con respaldado por el Plan de Agua Prieta. Paulatinamente, militares y políticos se van adhiriendo al plan, y Carranza huye nuevamente rumbo al Puerto de Veracruz. En su intento, el 21 de mayo de 1920 es asesinado por gente de Manuel Peláez, un militar traidor a la patria, que estaba a las órdenes de los petroleros estadounidenses.

El 25 de mayo de 1920, es nombrado Adolfo de la Huerta presidente interino. Su interinato fue breve, pero en éste se lograron grandes avances. Con métodos civiles (no militares), logró la pacificación de Villa, de Pablo González, de los jefes zapatistas que quedaban, de Félix Díaz, de Manuel Peláez, de Juan Andrew Almazán, de Marcelo Caraveo y de otros que ostentaban aun las armas. Además, en su periodo, retornaron algunos exiliados por la revolución, como José Vasconcelos.

Después de este interinato, el 1 de diciembre de 1920 Obregón asume la presidencia de la República.

Y lejos de México, en la madrugada del 21 de noviembre de 1922, en la cárcel de Leavenworth, Kansas, Estados Unidos, se encuentra el cadáver asesinado de Ricardo Flores Magón.

El 20 de julio de 1923, es asesinado Francisco Villa por manifestar abiertamente su adhesión a Adolfo de la Huerta si éste lanzaba su candidatura a la presidencia de la República.

El 1 de diciembre de 1924, ocupa la presidencia de la República el general Plutarco Elías Calles, masón reconocido. Durante su periodo acaeció la Guerra Cristera promovida por el clero y el Vaticano.

En su intento por reelegirse, Álvaro Obregón sufre varios atentados; ya reelecto, el 17 de junio de 1928, es asesinado en el Restaurante La Bombilla. Uno de los autores materiales del homicidio fue el fanático católico José León Toral.

Muerto Obregón, el 1 de diciembre de 1928 ocupa la presidencia interinamente Emilio Portes Gil; el 5 de febrero de 1930, es nombrado presidente Pascual Ortiz Rubio; el 4 de septiembre de 1932, es nombrado Abelardo L. Rodríguez. Al periodo que abarcó el ejercicio de estos tres últimos presidentes, se le conoce en la historia de México como El Maximato, por la fuerte influencia que Calles ejercía sobre ellos. Hasta que el 1 de diciembre de 1934, es electo presidente el general Lázaro Cárdenas del Río, masón reconocido, y quien puso fin a ese periodo.

FIN DE LA REVOLUCIÓN MEXICANA…

El inicio de la Revolución está más o menos definido. Y si bien el 2 de septiembre de 1906, Ricardo Flores Magón y otros miembros del PLM emitieron una circular incitando al pueblo mexicano a tomar las armas para derrocar a Díaz, ésta no tuvo eco. Fue alrededor del 20 de noviembre de 1910 que inician los movimientos armados que finalmente precipitaron la dimisión de Porfirio Díaz. Unos estallaron antes de esa fecha, muy pocos el mismo día 20 y otros más después de ese día. Pero se estableció convencionalmente este día como el de su inicio por ser la fecha acordada en el Plan de San Luis.

Pero con el final de la Revolución Mexicana las cosas son muy distintas y realmente no hay acuerdos. Pudiéramos afirmar que los levantamientos armados finalizaron durante la gestión interina de Adolfo de la Huerta, entre el 25 de mayo y el 30 de noviembre de 1920. El ascenso a la presidencia de Obregón, de Calles y de sus sucesores, se enmarcaría en otra etapa histórica de la Nación, que si bien íntimamente relacionada con la Revolución Mexicana, a la vez diferenciada. Cercana a estas posturas, están los autores que afirman que la Revolución concluyó con el asesinato de Carranza el 21 de mayo de 1920 y el ascenso de Obregón a la presidencia.

Una corriente remonta el final de la Revolución muy adentrado el Siglo XX e incluso fueron famosos aquellos demagogos de las décadas de los años 70 y de los 80, del siglo pasado, que sostuvieron que la Revolución Mexicana continuaba. Los moderados de esta corriente decían que la Revolución concluyó con Cárdenas y la Expropiación Petrolera el 18 de marzo de 1938. En este tenor, pudiera ser cualesquiera acontecimiento histórico posrevolucionario el que se eligiera como el fin de la Revolución Mexicana.

Y para algunos autores, la Revolución fue secuestrada y no concluyó.

Para el de la pluma, la Revolución, como movimiento social sí concluyó y tuvo sus frutos, tal vez no como los esperaban algunos ideólogos. Este movimiento social concluyó el 5 de febrero de 1917, con la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicano, ya que fue finalmente el documento que recogió, a pesar de los obstáculos, las demandas exigidas originalmente para el proletariado en el Programa del PLM, las exigencias del campesinado planteadas en principio en el Plan de Ayala zapatista y, ofreció la apertura política y económica deseada por la burguesía. Fue el documento rector alrededor del cual las diferentes corrientes revolucionarias descollantes buscaron ser ajustadas y satisfechas; consecuentemente, los eventos armados ocurridos después de la promulgación de la Constitución del 17, fueron los menos y los necesarios para lograr ese reacomodo de fuerzas, en las que unos obtuvieron grandes beneficios y otros menos.

De esos años a la fecha, la Constitución del 17 ha sufrido muchas modificaciones, la mayoría debido a presiones de grupos de poder internos y presiones internacionales, principalmente de los Estados unidos. Unas de las más significativas, por su fondo, se dieron durante los sexenios de Miguel de la Madrid y de Carlos Salinas. El 30 de octubre de 1947 se creó el Acuerdo General Sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT por sus siglas en inglés: General Agreement on Tariffs and Trade). México solicitó el ingreso al GATT en 1986 y fue aceptado hasta 1988. En la propuesta de carta de adhesión, el Gobierno Mexicano de entonces ofreció cambiar cuatro artículos constitucionales, curiosamente los que más polémica desataron en la Convención de Querétaro de 1917; 74 leyes reglamentarias de la Constitución, ocho leyes federales y sus reglamentos y, alrededor de 3,322 fracciones de artículos relacionados con el comercio; así como varios decretos, reglamentos, estadísticas y programas.

Y esto ocurrió a pesar de que el 20 de noviembre de 1968 el presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alfonso Martínez Domínguez, en el discurso oficial en conmemoración del inicio de la Revolución Mexicana, dirigido a la juventud, le advirtiera a los jóvenes estudiantes que se prepararan académicamente para ocupar el poder, ya que los “ricos”, estaban enviando a sus hijos al extranjero, a escuelas y universidades privadas de países capitalistas, para que a su regreso tomaran el poder. Y así fue, finalmente retornó a México esa generación que el pueblo llamó despectivamente “tecnócratas” y/o “neoliberales” (los “científicos” de ahora, los “limantoures” del momento) y; no hubo quién preparado ideológicamente en el país que lo evitara (y si los hubo su poder político no fue suficiente). Y en este paradigma, para empezar, el 7 de octubre de 1992 se firmó el Tratado de Libre Comercio con Canadá y Estados Unidos y el 1 de enero de 1994 entró en vigor.

Eventualmente, la correlación de fuerzas políticas y económicas a finales del Siglo XX y principios del XXI ha cambiado y los resultados y consecuencias sociopolíticas y económicas para con la sociedad en general, para con el pueblo, para con ese 80% de la población, son evidentemente catastróficas. Los masones (la masonería en general), como a finales del Siglo XIX y principios del XX, están conscientes de todo ello y no permanecen ni permanecerán inmutables, estén seguros.

A MANERA DE CONCLUSIÓN


Finalmente, para que quede claro, es indiscutible que algunos masones estuvieron inmersos en la conformación de los proyectos y plataformas ideológicas y políticas que favorecieron el estallido de la Revolución Mexicana. También, estuvieron presentes cuando se concretó la Constitución Política del 17 que aun nos rige (con todo y sus modificaciones) y; su participación fue determinante, como lo ha sido siempre en la historia de México. Pero también, hubo masones identificados con el Porfiriato que defendieron sus posturas y sus intereses, como los hubo aliados al conservadurismo y a Maximiliano de Habsburgo en aquel decimonónico siglo.

BIBLIOGRAFÍA

Efemérides de los Estados Unidos Mexicanos. Antonio Huerta Paniagua. Instituto Veracruzano de la Cultura. Veracruz, Veracruz, México. 358 p. Primera edición 2010.

El Porfiriato. José Alfredo Castellanos, Marco Antonio Anaya Pérez, J. Refugio Bautista Zane, Genaro Alfonso Figueroa Ruiz, Benito Galván Rangel, Marcelo González Bustos, Álvaro González Pérez y Ma. Gloria Trujano Fierro. Universidad Autónoma Chapingo. Chapingo, Texcoco, Méx. 224 p. Primera edición 1988.

Ensayo Histórico Sobre la revolución Mexicana y la Democracia. Benito R. Blancas. B. Costa Amic Editores. México, D.F. 243 p. Segunda edición 1974.

Francisco I. Madero, Místico de la libertad. Enrique Krauze. Fondo de Cultura Económica, S.A. de C.V. Biografías del poder / 2. México, D.F. 113 p. Segunda reimpresión 1987.

Historia de México 2, Del Porfiriato al Neoliberalismo. Francisco González Gómez. Ediciones Quinto Sol, S.A. de C.V. México, D.F. 218 p. 7ª. Reimpresión 1995.

Historia del México Contemporáneo. Enrique Ávila Carrillo, Juan Conde Soriano, Jesús Nieto López y Rigoberto Nieto López. Ediciones Quinto Sol, S.A. de C.V. México, D.F. 189 p. 2a. edición 1989.

Historia Mínima de México. Daniel Cosío Villegas, Ignacio Bernal, Alejandro Moreno Toscano, Luis González y Eduardo Blanquel. El Colegio de México. México, D.F. 164 p. Segunda reimpresión 1974.

Huerta Contra Zapata, una campaña desigual. Arturo Langle Ramírez. Universidad nacional Autónoma de México. México, D.F. 115 p. 1981.

La Revolución Mexicana. Alejandro Zenteno. in: Muy Interesante. Especial Revoluciones. No. 2. México, D.F. pp. 28 – 42. 1991.

La Revolucioncita Mexicana. Eduardo del Río (Rius), Editorial Posada, S.A. de C.V. México, D.F. 191 p. Trigesimosexta edición 1994.

Los Primeros Masones y la Formación del Supremo Consejo de México. Julián Gascón Mercado. Vertiente Editorial. México, D.F. 64 p. 1994.

Masones en México, Historia del poder oculto. José Luis Trueba Lara. Random House Mondadori, S.A. de C.V. México, D.F. 291 p. Primera edición 2007.

Porfirio Díaz, Místico de la autoridad. Enrique Krauze. Fondo de Cultura Económica, S.A. de C.V. Biografías del poder / 1. México, D.F. 157 p. Tercera reimpresión 1991.

Precursores Intelectuales de la Revolución Mexicana (1900 – 1913). James D. Cockcroft. Secretaría de Educación Pública, Siglo XXI Editores, S.A. de C.V. México, D.F. 290 p. 1985.

Raíces Económicas de la Revolución Mexicana. Hans Jürgen Harrer. Sociedad Cooperativa de Producción Taller Abierto, S.C.L. México, D.F. 220 p. Segunda edición 1983.

------

Escrito por el Il\ y Pod\ H\ Antonio Huerta Paniagua, Gr\ 33° S\N\.

---------
Fuente: Mariano Arista No. 2.

viernes, 15 de noviembre de 2013

Transnacionalizar energéticos aumentaría el hambre y riesgo de injerencia militar

Llama la Federación de Logias Mexicanas a legisladores a defender a México.


Ciudad de México, 14 de Nov.- Llama la Federación de Logias Mexicanas a los legisladores a defender los intereses de México y desechar la tendencia de entregar el sector energético a las transnacionales que implicaría el riesgo de aumentar la pobreza y el hambre sin descartar el peligro de la injerencia militar para proteger, supuestamente, su capital.

Jaime Chalita Zarur, presidente nacional de la Federación de Logias Mexicanas, considera loable que la administración federal centre su retórica en atender los justos reclamos sociales y económicos de los contribuyentes mexicanos, empero, condena la forma de entregar la riqueza nacional a las transnacionales para encubrir la urgencia de legalizar los ilegales contratos petroleros y eléctricos a empresas extranjeras desde 1993.

Menciona, por ejemplo, que se facilitaron contratos al sector privado en el transporte de la gasolina y gas importada así como en la generación eléctrica, y el resultado es visible: Cada mes los usuarios resienten una escalada de aumentos bajo la mentira de abatir los subsidios y que se traduce en la realidad, al mayor empobrecimiento social.

El dirigente liberal observa la contradicción retórica federal que aduce la falta de recursos para las empresas energéticas que aportan cerca del 50 por ciento del ingreso gubernamental y que obviamente, resentirán la escasez de dinero al entregarse a las transnacionales, por lo que dejan sin responder de dónde obtendrán ese capital.

Sería interesante para los masones mexicanos que los legisladores le corrigieran su propuesta energética a los administradores federales, y en un ejercicio honesto y transparente, dieran a conocer a cuánto asciende el monto real del saqueo oficial a los ingresos de las paraestatales, el costo de sospechosos contratos al sector privado y cuánto cuesta la corrupción para sostener la onerosa planta sindical, entre otros rubros.

Con esas cifras, dijo Chalita Zarur, los legisladores en particular y los mexicanos en general tendríamos una grata sorpresa para preservar los recursos nacionales y orientar al rescate de recursos petroleros y eléctricos al verdadero fortalecimiento de dos empresas que garantizan la libertad, independencia y soberanía.

El riesgo de una injerencia militar, recuerda el dirigente liberal, tiene muchos antecedentes históricos en México y el mundo. Por supuestamente cobrar una deuda Napoleón el Pequeño quiso apoderarse de México, en 1973 la ITT sintió amenazados sus intereses y con apoyo de agencias espías y el Departamento de Estado financió el golpe de Estado contra Salvador Allende.

Argumentó el presidente nacional de la Federación de Logias Mexicanas que al interior de las Grandes Logias existe inquietud por la información en medios extranjeros de contratos petroleros, con cifras y nombres, del dispendio de la casta sindical, de contratos cuestionables al sector privado, sin que exista la mínima intención de investigarlos.

Y en estos días, los legisladores tienen la oportunidad de responder a su compromiso histórico para preservar la paz social y orientar su servicio a las legítimas aspiraciones económicas, políticas y sociales de los mexicanos, herederos de los hermanos mayores que ofrendaron su sangre al servicio de los mexicanos de hoy y del futuro.

Fraternalmente: Mario Luis Altuzar Suárez,
Vocero de la Federación de Logias Mexicanas

-------
Fuente: Mis Raices.

viernes, 1 de noviembre de 2013

October 26th in 1863, the Football Association was formed.

The Football Association, the world's oldest football organization, was founded in a public house in London. The F A was formed because every team was playing to different rules, and so its first task was to draw up a set of rules for the game.

In the early Nineteenth Century, there were no fixed rules for playing football. There were various clubs, who played by their own individual rules, but all their games were played between sides taken from their own club. The players would meet on a regular basis, select the teams for the day, and have a game amongst themselves. The diversity of rules made playing a match against another club difficult, if not impossible.

In order to facilitate inter club competition, delegates from several notable clubs of the day met on 26th October 1963, in the Freemasons’ Tavern, London [now the Freemasons Arms, 60 Great Queen Street, London WC2B 5AZ]. The delegates were from such famous clubs as Barnes, War Office, Crusaders, Leytonstone, No Name Club, Crystal Palace (not the modern club), Blackheath (now a rugby club), Kensington, Percival House and Surbiton School. It was agreed at the meeting to form the Football Association, and to hold a further session of meetings to draw up a common set of rules.

The meetings for the formulation of the rules were long and protracted, all taking place at the Freemasons Tavern, fuelled by copious drafts of ale. After six meetings, a set of rules, drawn up by Ebenezer Cobb Morley of Barnes, were agreed but the representative from Blackheath withdrew his club in protest at the inclusion of a rule which prevented ‘hacking’, the kicking of an opponent in the shins. Many other football clubs followed Blackheath, and in 1871, formed the Rugby Football Union. The first ever game of soccer was played at Mortlake on 19th December 1863, between Barnes and Richmond, and resulted in a nil-nil draw.

-----------
Source: Ward's Book of Days.
Related Notes:
The Story of Football.
London Unveiled.
Futbol Red.

lunes, 28 de octubre de 2013

Razones para apostatar

Este cartel se exhibió en la Plaza de Bólivar de Bogotá.


Podemos encasillar todas las religiones en un gran grupo: en el grupo de las ideologías que afirman cosas sin presentar pruebas de ello. A todos los efectos prácticos todas son falsas, y por lo tanto intrínsecamente dañinas. (A menos que pienses que es beneficioso que la gente crea en cosas falsas, en cuyo caso no tenemos nada más que discutir.)

--------
Fuente: BSD.

Carta de la Laicidad... ¡Muy bien por Francia!

Francia avanza en la consolidación del laicismo. A partir del lunes 9 de septiembre de 2013 entró en vigor la publicación de la “Carta del laicismo” en los colegios franceses. Este texto estará junto al lema de la República francesa –“Libertad, igualdad, fraternidad”.

Según ésta declaración de 15 artículos, ningún alumno (o sus padres) puede rechazar contenidos o continentes del programa escolar oficial. “Sólo tratamos de explicar lo que pone en el artículo primero de nuestra Constitución donde se indica que la República es indivisible, democrática, social y laica”, ha declarado el ministro de Educación, Vincent Peillon.

CARTA DE LA LAICIDAD EN LA ESCUELA

"La Nación confía a la Escuela la misión de hacer participar a los alumnos de los valores de la República."

1. Francia es una república indivisible, laica, democrática y social. Asegura la igualdad ante la ley, en el conjunto de su territorio para todos los ciudadanos. Respeta todas las creencias.

2. La República laica organiza la separación de las religiones y del Estado. El Estado es neutro en relación a las convicciones religiosas o espirituales. No hay ninguna religión de Estado.

3. La laicidad garantiza la libertad de conciencia a todos. Cada uno es libre de creer o de no creer. Permite la libre expresión de sus convicciones, en el respeto de las de los demás y en los límites del orden público.

4. La laicidad permite el ejercicio de la ciudadanía, conciliando la libertad de cada uno con la igualdad y la fraternidad de todos en el deseo del interés general.

5. La República asegura en los establecimientos escolares el respeto de cada uno de estos principios.

6. La laicidad de la escuela ofrece a los alumnos las condiciones para formar su personalidad, ejercer su libre arbitrio y hacer el aprendizaje de la ciudadanía. Les protege de todo proselitismo y que cualquier presión que les impidiera hacer sus propias elecciones.

7. La laicidad asegura a los alumnos el acceso a la cultura común y compartida.

8. La laicidad permite el ejercicio de la libertad de expresión de los alumnos con el límite del buen funcionamiento de la escuela, del respeto de los valores republicanos y del pluralismo de las convicciones.

9. La laicidad implica el rechazo de todas las violencias, de todas las discriminaciones, garantiza la igualdad entre las chicas y los chicos y reposa sobre una cultura de respeto y de comprensión del otro.

10. Corresponde a todo el personal trasmitir a los alumnos el sentido y el valor de la laicidad, así como otros principios fundamentales de la República. Ellos velan por su aplicación en el ámbito escolar. Les corresponde hacer llegar el conocimiento de esta carta a los padres de los alumnos.

11. El personal tiene un deber de estricta neutralidad: no deben manifestar sus convicciones políticas o religiosas en el ejercicio de sus funciones.

12. Las enseñanzas son laicas. A fin de garantizar a los alumnos la apertura más objetiva posible a la diversidad y visiones del mundo así como a la amplitud y a la precisión de los conocimientos, ningún tema está excluido a priori del cuestionamiento científico y pedagógico. Ningún alumno puede invocar una convicción religiosa o política para objetar a un profesor el derecho de tratar una cuestión del programa.

13. Nadie puede argüir su pertenencia religiosa para rehusar su cumplimiento de las reglas aplicables en la escuela de la República.

14. En los establecimientos escolares públicos, las reglas de vida de los diferentes espacios, precisadas en el reglamento interior son respetuosas con la laicidad. Esta prohibido portar símbolos o vestidos por los cuales los alumnos manifiesten ostensiblemente una pertenencia religiosa.

15. Por medio de sus reflexiones y de sus actividades, los alumnos contribuyen a hacer vivir la laicidad en el seno de su establecimiento.

Traducción de lo principios laicos por Miguel Fernández..

---------
Fuente: BSD.

La Biblia acepta la esclavitud

Iniciamos la campaña para ilustrar versículos de la Biblia y suras del Corán para el "Día de la Blasfemia" a celebrar el próximo 30 de septiembre.

Para iniciar dejamos esta joya bíblica que nos habla de la benevolencia y sentido de justicia del dios Jehová:

"En cuanto a los escalvos y esclavas que puedes tener de las naciones paganas que os rodean, de ellos podreís obtener esclavos y esclavas"
Levítico 25: 44
"También podréis comprar de los hijos de los forasteros que viven entre vosotros, y de las familias de ellos nacidos en vuestra tierra, que están con vosotros, los cuales podréis tener por posesión".
Levítico 25: 45

Increpe sobre la moralidad de Jehová al próximo testigo de Jehová que visite su hogar.

Y si algún cristiano dice que es un texto sacado de contexto, bien puede decirle que hay toda una serie de leyes sobre los esclavos en la Biblia, y que no hay ni un solo versículo en la Biblia que condene esta práctica. Exija un versículo que condene la esclavitud a aquellos que promulgan que la Biblia es norma moral para toda la humanidad.

Precisamente en tiempos de Abraham Lincoln, los bautistas del sur de Estados Unidos se basaban en textos como estos para defender "su derecho" a poseer esclavos.

(Para ver la imagen en su tamaño normal de click sobre ella.)

¿Y usted qué opina?

------
Fuente: BSD.
Nota relacionada: BSD.

domingo, 20 de octubre de 2013

Inseguridad y Transnacionalización Empujan a México al Abismo Recesivo: Masones

Por Mario Altuzar Suarez

Ciudad de México, 17 de Oct.- Se acerca México al abismo de la recesión económica, advirtió esta mañana la Federación de Logias Mexicanas, al comentar el cierre de poco menos de un millón de pequeños y medianos comercios registrados por el Instituto Nacional de Geografía, Estadística e Informática, atribuido a la inseguridad.

Jaime Chalita Zarur, presidente nacional de la Federación de Logias Mexicanas, observó la preocupante incapacidad de la administración federal para restaurar la seguridad en la sociedad y reducir a la retórica autocomplaciente la compleja problemática que incide en todos los sectores de la población.

Oficialmente se usa y abusa de los medios propagandísticos para ponderar supuestos índices a la baja en la criminalidad, organizada o común, e inhibir la información de cifras reales: “Buscan mostrar aparentes éxitos en los primeros once meses de administración cuando los hechos confirman el fracaso”, señaló.

Se tiene por ejemplo, observó, el aumento de las extorsiones telefónicas en donde más del 70 por ciento se realizan desde los penales, con el reconocimiento oficial de que directivos y custodios penitenciarios están en complicidad y anulan las supuestas acciones con inversiones millonarias en los últimos 13 años, para anular las telecomunicaciones.

Con base a las costosas campañas publicitarias, apuntó Chalita Zarur, se criminaliza a las víctimas por dejarse sorprender, y se omite la connivencia policiaca en la ubicación de domicilios y del sistema bancario que deberían proteger los datos de sus clientes, y que deja en indefensión a los mexicanos.

Al abusar de la retórica se protege la impunidad y la extorsión telefónica o secuestro virtual se fortalece como una industria criminal que afecta, incluso al turismo, por actuar contra los visitantes nacionales y extranjeros, señaló el presidente nacional de la Federación de Logias Mexicanas.

Hay pequeños botones de muestra en la última semana, dijo, como el secuestro virtual en la Ciudad de México de unos músicos españoles que mereció una alerta de la cancillería ibérica para quienes visitan territorio azteca, o la desaparición de una joven regiomontana en Palenque, Chiapas, en donde se acalló a los medios de comunicación.

El rosario es interminable, indicó, con resultados dramáticos que se antojaría pensar en un solapado crimen organizado que opera como un gobierno en la sombra al “cobrar” derecho de piso a comerciantes de todos los giros, confirmado en el incendio de un casino en Monterrey con 52 muertos y cuya dimensión grave la muestra el INEGI al registrar en 2013 más de 800 mil pequeños y medios comercios cerrados en el país por la inseguridad.

Concluyó el presidente nacional de la Federación de Logias Mexicanas: “Pagar derechos a la impune delincuencia y sostener con impuestos el derroche de los 3 niveles de la ineficaz administración al servicio de la transnacionalización, empujan al país al abismo de la recesión con su efecto colateral violento, lo que no es bueno para nadie”.


---------------
Fuente: Diario Noti7.

sábado, 19 de octubre de 2013

Reforma Hacendaria afecta a la clase media, sostén del país: masones

* Reforma Energética permite la entrada de capitales golondrinos; si hay un problema emigran

* Homologación de impuestos en la frontera es una desventaja frente a los estados de la Unión Americana

Las logias masónicas se han manifestado en contra de las reformas presentadas por parte del Gobierno Federal hace algunos meses, argumentando que las modificaciones que plantean y los gravámenes que pretenden establecer afectan a la clase media, que es el sostén del país.

Felipe Cuitláhuac Martínez Alcántara, vocero de la Confederación de Grandes Logias Regulares, que es uno de los diversos grupos de profesan la masonería en el país, ha expresado que el paquete de reformas presentadas por el Poder Ejecutivo Federal afectan en gran medida a la población más desprotegida, sobre todo a la clase media, que sostiene al país y otorga una cantidad importante al Producto Interno Bruto.

Refirió que lo realmente prioritario e indispensable sería preocuparse por aquellos sectores que no pagan impuestos, que los evaden a través de grandes y conocidas empresas.

Respecto la Reforma Energética, señaló que debe de privilegiarse la inversión nacional y no permitir la entrada de “capitales golondrinos” que lo único que hacen es obtener ganancias y abandonar el país si observan algún problema.

Sobre la Reforma Educativa Martínez Alcántara destacó que lo importante es que se mantenga el carácter de educación laica y gratuita, a lo que se suma que los profesores cuenten con incentivos y estímulos en lugar de castigos.

Advirtió además que estas acciones son embates de la ultraderecha, los cuales nada ayudan al desarrollo del país y los postulados emanados de la Constitución con su carácter liberal.

Sobre la participación de las logias masónicas en los estados, agregó que éstas llevarán a cabo sus respectivas manifestaciones y la presentación de sus pronunciamientos al respecto.

Por otro lado Ramiro Cisneros Hurtado, maestro de la logia Edmundo Games Orozco en el estado, estableció que el caso concreto de la homologación de impuestos en las fronteras produce una desventaja para los estados mexicanos debido a que los Estados Unidos cuentan con impuestos menores que difieren en cada uno de ellos.

Finalmente aseveró que la Reforma Hacendaria carece de todo indicio del término social debido a que sus modificaciones no tienen congruencia con los beneficios de las clases más desprotegidas, afectando en el establecimiento de impuesto a las colegiaturas, hipotecas, entre otros.

-------------
Fuente: La Jornada.

Los masones en Rusia: el auge de una antigua tradición

La Gran Logia es la sucesora de una tradición de 300 años y está reconocida por los masones de otros 130 países del mundo. Es difícil saber su número, aunque es conocido que se reúnen en al menos diez ciudades. El presidente de la Gran Logia de Rusia, Andréi Bogdánov, fue candidato en las elecciones presidenciales de 2008.
Prohibida durante la época soviética, en la actualidad la masonería está aumentando su nivel de influencia. Fuente: Flickr / Alwyn Ladell


En el muro de Facebook de la Gran Logia de Rusia, los masones parecen no tener ninguna necesidad de secretismo. A pesar de llevar a sus espaldas siglos de persecución y leyendas negras, parecen haber alcanzado un muy elevado grado de normalidad en pleno siglo XXI.

En el muro, se les observa en sus logias, con sus mandiles rojos del Rito Escocés Antiguo y Aceptado y en sus vestimentas propias de grados superiores. Se les ve viajando por el mundo e incluso comparten imágenes de las lápidas masónicas creadas para las tumbas de hermanos fallecidos recientemente.

No parecen tener demasiado que esconder. En sus templos se ven referencias al Gran Arquitecto del Universo, el Sol y la Luna y se les puede contemplar reunidos en sus Templos, en torno a un damero mosáico.

Y es que la Masonería en Rusia, con en otras antiguas repúblicas soviéticas, durante estuvo prohibida durante décadas, se encuentra en un momento de auge.

Es difícil saber cuántos masones hay en Rusia, pero según diferentes fuentes, son varios cientos, que se reúnen en al menos 10 ciudades del país, de acuerdo con la Gran Logia de Rusia.

Según las reglas de la masonería, sólo puede haber una Gran Logia (órgano administrativo que regula la vida de las logias) en cada país del mundo. Ese principio se llama Regularidad.

En la actualidad, la organización masónica rusa reconocida en todo el mundo es la Gran Logia de Rusia, fundada en el año 1995 y que hoy en día preside Andréi Vladimírovich Bogdnánov, presidente del Partido Demócrata de Rusia y excandidato presidencial en el año 2008.

En una entrevista reciente, Bogdnánov explicó que “desde 1992, casi 800 han sido iniciados en Rusia. Tenemos logias en Moscú, Vorónezh, San Petersburgo, Vladivostok, Sochi, Kaliningrado, Krasnodar, Magnitogorsk, Ekaterimburgo y Saransk”.

Orígenes y principios de la masonería en Rusia

Con su objetivo de “levantar templos a la virtud y prisiones al vicio”, la masonería rusa albergó durante años a algunos de los intelectuales más avanzados de su tiempo.

Originalmente, la masonería llegó al país en el año 1731, cuando la Gran Logia de Inglaterra designó a un militar, el capitán John Philips, como Gran Maestro Provincial de Rusia y Alemania. Gracias a la participación de militares extranjeros en los asuntos de Rusia, la masonería creció mucho en el siglo XVIII en la corte de Catalina la Grande.

La primera logia masónica de la nación se llamaba la Logia de la Perfecta Unidad, Nº 414 y fue creada en San Petersburgo en 1771. Tanto así que fue el propio secretario personal de Catalina, Iván Yelagin, quien fue nombrado primer Gran Maestro Provincial de Rusia.

En aquellos tiempos, la masonería en el país dependía de la égida de la Gran Logia de Inglaterra, que aún hoy tiene logias en toda Europa, África o el Sudeste Asiático.

Yelagin sería el primero, en 1776, en crear la Gran Logia Nacional de Rusia, en la que se unían conocimiento masónico europeo con la tradición de los grados militares derivados de los templarios.

No obstante su avance, en 1822, el Zar Alejandro la prohibió, como reacción a la amplia participación de los masones en las guerras napoleónicas.

Tras un siglo XIX tumultuoso, las cosas se complicaron en el XX. A principios del siglo, unos 15 masones rusos de la órbita de Kerenski que habían emigrado a Francia se unieron a logias en París, donde entraron en contacto con la tradición universalista francesa. Principalmente la logia Kosmos y la logia Monte Sinaí.

A su regreso a Rusia, en 1908 fundaron las logias La Estrella Polar en San Petersburgo y la logia Regeneración en Moscú. Poco más tarde, abrirían logias en idioma ruso en Berlín y en París.

A pesar de que muchos masones habían participado activamente en la reacción contra el autoritarismo de los zares, el IV Congreso Mundial de la Internacional Comunista, en 1922, declaró que ser masón y ser comunista eran incompatibles. Incluso Trotsky dijo aquello de que la masonería era “una ideología de concepción burguesa contraria en sus principios a la dictadura del proletariado, que tiende a establecer un Estado dentro del Estado".

Las purgas se cobraron la vida de decenas de masones y la institución, plagada de intelectuales con contactos en Europa Occidental, hubo de exiliarse en Francia hasta la década de 1990.

Como la española, la masonería rusa nunca dejó de existir. Se exilió en Francia bajo el paraguas de la Gran Logia Nacional Francesa, en París, hasta que pudo regresar tras la perestroika y la caída de la URSS.

Hoy en día, la Gran Logia de Rusia, según explica su página web, es es la sucesora de una tradición masónica de 300 años, está reconocida por los masones de otros 130 países del mundo, y su nivel de influencia social va en aumento.

Las logias rusas trabajan en ruso, en inglés y en francés. Incluso existe una logia de investigación que se encarga de perfeccionar la formación masónica de los hermanos rusos.

Según asegura Bogdnánov, que alcanzó el 1,30v% de los votos en las elecciones del 2008, existe una relación fluida entre la masonería de Rusia y el poder político: “Tenemos reuniones periódicas con representantes de la administración presidencial, que se muestra interesada en los problemas que podemos tener y en cómo están funcionando las cosas para nosotros”.

Igualmente, dijo: “Con el presidente, tenemos una relación normal, adecuada y con una comunicación normal”.

Los masones rusos han optado por seguir la tradición histórica de su país, la que llevó a las logias a figuras como Lev Tolstói o Alexander Pushkin, trabaja siguiendo los rituales del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, que data de los siglos XVIII y XIX.

Desde el año 1996, existe un Supremo Consejo del Grado 33, que se encarga de administrar los grados superiores de la Masonería en el país.

De acuerdo con la Gran Logia Unida de Inglaterra, que inauguró la Masonería Especulativa en 1717, hay grandes logias reconocidas internacionalmente también en Letonia, Estonia, Lituania o Moldavia.

Y hace pocos meses, en mayo pasado, el Ermitage de San Petersburgo presentó una exposición que recogía varios cientos de artículos masónicos rusos, que llamó la atención a nivel internacional.

Con sus luces y sus sombras, sus momentos de persecución y sus momentos de auge e influencia, la Masonería siempre ha jugado un papel especial.

---------
Fuente: Rusia Hoy.

lunes, 7 de octubre de 2013

Secretario General de la APMR: La Gran Logia de Estado Baja California, la Gran Logia York de México (York Grand Lodge of Mexico) y la Federación de Logias Mexicanas han sido y siguen siendo un ejemplo en términos de la práctica masónica en el espacio público

Con base en el hecho que DM es asociado a la Agencia de Prensa Masónica, hemos recibió la aprobación de la Secretaría General de la APMR para comunicar públicamente que en virtud del Artículo 6 de la Resolución No. 1 de la APMR:

"La Gran Logia York de México (York Grand Lodge of Mexico), la Gran Logia de Estado Baja California (Gran Maestro José de Jesús Rodríguez Guzmán) y la Federación de Logias Mexicanas no son sujetas a la Resolución APMR".


El Secretario General de la APMR considera que "las dos Obediencias Masónicas y la Federación de Logias Mexicanas han sido y siguen siendo un ejemplo en términos de la práctica masónica en el espacio público. Estas tres organizaciones son, por el momento, las unicas en México que siguen teniendo nuestro pleno aprecio y atención. La Agencia Masónica seguirá publicando las actualizaciones, noticias e información procedentes de estas tres fuentes".

Por ahora, el Secretario General de la APMR se negó a proporcionar más detalles sobre la Resolución adoptada el 21 de septiembre de 2013. Su Excelencia ha explicado que lo va a comentar en la siguiente entrevista y después de que va a comunicar estos detalles y otros Grandes Maestros de Europa, África, Asia etc.

El hecho es que las razones son claras: la excesiva politización de la Orden en México, las acusaciones de corrupción que se han presentado ante la APMR en cuanto a líderes de la Orden en México, declaraciones engañosas, uso de la Masonería para intereses comerciales y políticos personales etc.

-----------
Fuente: Diario Masónico.

Fue fundada la Gran Logia del Estado de Tlaxcala

Tlaxcala, México. La Gran Logia del Estado de Tlaxcala se ha convertido recientemente en la primera Gran Logia independiente del estado mexicano. El principal artífice de la fundación de la Gran Logia fue la Gran Logia Unida de México encabezada por el Gran Maestro Anselmo Juárez Ronquillo.



------------
Fuente: APMR.

Conferencia Magistral "Tratado McLane-Ocampo" por Patricia Galeana

El pasado 10 de Septiembre de 2013, la Dra. Patricia Galeana ofreció una conferencia en la sede del Supremo Consejo de México, con motivo de la presentación del controversial "Tratado McLane-Ocampo", al que reciéntemente se han referido algunos personajes de la política nacional con la finalidad de demeritar la imagen del Presidente Vitalicio Benito Pablo Juárez García.


http://www.youtube.com/watch?v=OVlUdphByY8

miércoles, 18 de septiembre de 2013

La masonería veracruzana se pronuncia de forma oficial ante recientes actos de represión en la ciudad de Xalapa por parte de autoridades locales

Gr:. Or:. de Veracruz, Veracruz, 18 de septiembre de 2013 E:. V:.

DR. JAVIER DUARTE DE OCHOA
GOBERNADOR DE VERACRUZ

Son inminentes nuevas expresiones de protesta e inconformidad por parte de diversos sectores sociales directamente interesados en las profundas transformaciones estructurales que está viviendo nuestro país. Por ello, hacemos un llamado a los tres órdenes del gobierno de la República para que eviten y proscriban el uso de la fuerza, la violencia y el sometimiento para imponer cualquier decisión de carácter político, aun cuando ésta haya sido legalizada y promulgada por los órganos competentes del Estado.

Es exigible que no se suplanten el diálogo, la conciliación, la deliberación, los acuerdos y consensos, por el uso de la fuerza coactiva del Estado, para amedrentar, imponer y maltratar el activismo social de la población, que sólo tiene las armas de la libre expresión, y el derecho de reunión y asociación para manifestar sus propuestas, cuando los cauces de la representación democrática evidentemente no funcionan.

El rumbo de la Nación es responsabilidad de todos, minorías y mayorías. La tolerancia de éstas es imprescindible en un entorno democrático, pero de ninguna manera se definirá el rumbo nacional por la sola e inapelable voluntad de los gobernantes, que deben tener la sensibilidad para no lastimar más a un pueblo de por sí desilusionado, empobrecido y frustrado en sus aspiraciones de mejora y progreso.

Los Masones Veracruzanos reprobamos que las fuerzas del orden carguen contra la indefensa población civil, a la que sólo le deben respeto, sometimiento y protección. Consideramos que México vivió muchas décadas de desavenencias, luchas, hambre, muerte y represión para construir el Estado de Derecho que ahora tenemos, por lo que no deben revivirse etapas ya superadas, sino emplear los mejores instrumentos de ese Estado de Derecho para resolver las disensiones.

Hacemos un llamado respetuoso y enérgico al uso de la tolerancia, el diálogo y la construcción de acuerdos para encontrar soluciones a los grandes problemas nacionales.


lunes, 16 de septiembre de 2013

16 de Septiembre, Aniversario de la Independencia de México.

Te presentamos una reseña de este importante movimiento que, en tan sólo once años, le permitió al ejército insurgente acabar con casi tres siglos de dominio español en nuestro territorio.


El periodo de nuestra historia conocido como la Guerra de Independencia empieza (estrictamente hablando) la madrugada del 16 de septiembre de 1810, cuando el padre Miguel Hidalgo da el llamado "Grito de Dolores" y termina el 27 de septiembre de 1821 (11 años después) con la entrada triunfal del Ejército Trigarante, encabezado por Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero, a una jubilosa Ciudad de México. El objetivo principal de este movimiento (armado y social) era liberar a nuestro territorio del yugo español y que, en cada rincón de la Colonia se olvidase por completo el concepto del virreinato.

Como es lógico de suponer, antes de 1810 hubo antecedentes ideológicos notables encaminados "por esa hambre de libertad" que ya operaban, principalmente, en las mentes de los criollos (personas nacidas en México pero de padres europeos); se sabe incluso que, antes de estallar la Independencia, uno de los grandes pensadores de la época, fray Melchor de Talamantes, había logrado circular varios escritos subversivos en los que se afirmaba que el territorio mexicano, por tener "todos los recursos y facultades para el sustento, conservación y felicidad de sus habitantes", podía hacerse independiente y que, además de posible, la Independencia de México era deseable porque el gobierno español no se ocupaba del bien general de la Nueva España, como sí se ocuparía un gobierno libre, constituido por netamente mexicanos.

Etapas de la Independencia
De acuerdo con los especialistas, el estudio del desarrollo histórico de este importante movimiento revolucionario se puede entender mejor si se revisan, detenidamente, los siguientes cuatro momentos o etapas más trascendentales:

Primera etapa
Abarca desde el Grito de Dolores (16 de septiembre de 1810) hasta la batalla de Puente de Calderón (en el actual municipio de Zapotlanejo, Jalisco, el 17 de enero de 1811), cuando la muchedumbre dirigida por Hidalgo -con su famoso estandarte guadalupano en mano- peleaba con más pasión y arrojo que estrategia. En este momento, cuando el cura de Dolores llegó a su cita con la historia en el Puente, sus fuerzas se calculan en alrededor de cien mil hombres (entre criollos, indios, mestizos y gente de las castas). Por su parte, los realistas, soldados leales al virrey y a la corona española, debían rondar entre los 50 mil efectivos.

Segunda etapa
En este periodo entra en escena José María Morelos y Pavón. Éste va desde principios de 1811 hasta la toma del Fuerte de San Diego en Acapulco (en agosto de 1813). Durante este tiempo, los insurgentes se anotaron varios triunfos siendo los más sonados los obtenidos en las regiones del centro -en Cuautla, donde llegaron a romper un importante cerco- y en el sur -en Acapulco y Chilpancingo, donde incluso gestionó el primer Congreso de Anáhuac- de la actual República Mexicana.

Tercera etapa
Ésta se caracteriza por un gran desorden. Con la muerte del “Siervo de la Nación” (fusilado en Ecatepec, en el Estado de México), se crea un gran vacío en el mando del grupo insurgente y los realistas, aprovechando esta situación, al mando del temible General Félix María Calleja logran rehacerse y recuperar la ofensiva. En esta etapa se rinde el último reducto importante insurgente y, técnicamente, los leales a la corona han ganado la guerra. Sólo unas cuantas partidas, como la que comandaba Vicente Guerrero (en el sur), siguieron en pie de lucha. Este periodo acaba en febrero de 1821 con la firma del trascendental “Plan de Iguala”.

Cuarta etapa
Ésta transcurre del 24 de febrero de 1821 hasta el 27 de septiembre de ese mismo año cuando el Ejército Trigarante, al mando del ex realista, Agustín de Iturbide, entra triunfal, junto con Vicente Guerrero, a la Ciudad de México. El contingente, compuesto por los soldados del General Iturbide (ya convertidos) y los insurgentes que aún quedaban, avanzó por la actual calle de Madero en el Centro Histórico del DF hasta alcanzar la popular plancha del Zócalo. Con este pasaje terminó formalmente la lucha por la Independencia de México.

---------
Fuente: México Desconocido.

viernes, 13 de septiembre de 2013

DECLARACIÓN DE LA FRANC-MASONERIA SOBRE LA ACTUAL ESCALADA BELICA INTERNACIONAL

SUPREMO CONSEJO DEL GRADO 33° DEL R:.E:.A:.A:. PARA LA
REPUBLICA ORIENTAL DEL URUGUAY
Ad Gloriam Universalis Fraternitatis



DECLARACIÓN DE LA FRANC-MASONERÍA SOBRE LA ACTUAL ESCALADA BÉLICA INTERNACIONAL

Los hombres y mujeres Francmasones uruguayos, somos ciudadanos que vivimos y sentimos el destino humano con mucha intensidad, y aspiramos e intentamos construir el futuro, sin apartarnos de la vida cotidiana. Estamos imbuidos de los valores esenciales de la Francmasonería, de Libertad, Igualdad y Fraternidad.
Comprometidos desde el año 2000 junto a la UNESCO a trabajar por un Cultura de Paz, y adhiriendo a las Conclusiones del 5° Encuent ro de la Confederación Interamericana de Masonería Simbólica (CIMAS) de Barranquilla, Colombia en 2009, que analizó el tema de la “Construcción de la Paz en nuestra Sociedad”, y de acuerdo a su vocación tradicional de conciencia ética y moral, en vistas de la escalada bélica que impactan la actualidad, sostenemos que el recurso de la violencia es de una época que deseamos ver perimida, para que predominen la civilización por sobre la barbarie, y la razón y la justicia por sobre el despotismo.
Por esta razón, sienten la necesidad de manifestarse, en un día tan particular como el de hoy, aniversarios de tristes situaciones que no deseamos volver a ver, como el Golpe de Estado en Chile, el sacrificio de nuestro Hermano Masón chileno Salvador Allende, defendiendo las instituciones democráticas, y la acción terrorista sobre las Torres Gemelas de Nueva York.
Por ello declaramos:

  • Es nuestro criterio que frente a cualquier situación de confrontación en la arena internacional, debieran prevalecer los medios pacíficos de negociación y la búsqueda de entendimientos por sobre la violencia y la fuerza bruta;
  • Que en vistas de esta finalidad, debe potenciarse y legitimarse el rol de los organismos internacionales, los cuales deben jugar un rol cada vez más activo, en particular hacia la protección de la población civil indefensa;
  • Ello significa que todos los países, grandes o pequeños, potentes o débiles, deben respetar las decisiones legítimas que de los mismos emanen;
  • Pensamos que toda política o toda acción que debilite las instancias de negociación o arbitraje, es un retroceso y agregan factores de inestabilidad a escala planetaria, siendo incalculables sus consecuencias en el mediano y largo plazo;
  • Estamos convencidos que la existencia de regímenes democráticos representativos en el gobierno de las naciones, es la principal y más legítima garantía para respetar los derechos tanto en los planos interiores como en la arena internacional;
  • Sostenemos que toda nación tiene derecho a su libre determinación, y que el respeto de la misma, en el marco de los acuerdos y convenios internacionales, es necesario a un ambiente internacional pacífico. Pero la libre determinación tiene sus límites en la violación de los derechos humanos y el atentado a la dignidad de las personas, actos reñidos con el humanismo que deben ser duramente sancionados;
  • Repudiamos el terrorismo, provenga éste de algún Estado como de grupos informales, por constituirse en un crimen de lesa humanidad, porque impacta física y psicológicamente sobre todo sobre la población civil. Repudiamos la utilización de armas de exterminio masivo, estén prohibidas o no, en vista de que impactan principalmente sobre la población civil;
  • Que la mejor arma para eliminar el terrorismo, detener los fundamentalismos retrógrados, e instaurar un medio ambiente pacífico, es la justicia en las relaciones internacionales, políticas y económicas, que posibiliten a todos los países, grandes o chicos, el acceso al desarrollo y a la modernidad;
  • No olvidemos que no hay un solo foco de guerra, sino varios, muchas veces ignorados por los intereses mediáticos, y donde es la población civil finalmente quién sufre las consecuencias. En todos esos conflictos también es necesaria la búsqueda de la paz;
  • La búsqueda de la paz no debe estar condicionada de ninguna manera por opciones económicas, ideológicas, políticas y/o religiosas.

Por todo ello, aspiramos a que las consecuencias que puedan derivarse de estos hechos conflictivos actuales, estén más del lado de la Civilización que de la Barbarie, y deseamos en estas circunstancias, que la Humanidad toda pueda experimentar un crecimiento moral que la acerque más hacia un futuro de Entendimiento y Concordia.

Montevideo, 11 de Setiembre de 2013.

www.gofmu.org
gofmu@gofmu.org

sábado, 7 de septiembre de 2013

141 Aniversario Luctuoso del I.·. P.·. H.·. Benito Pablo Juárez García

Mensaje del M.·.P.·.S.·.G.·.C.·. Manuel Jimenez Guzmán a la Comunidad Mas.·. de México en el 141 Aniversario Luctuoso del I.·. P.·. H.·. Benito Pablo Juárez García.



http://youtu.be/sFLaJATg4_s

Giordano Bruno - The Philosopher/Heretic to the Church

Giordano Bruno, born Filippo Bruno, was an Italian Dominican friar, philosopher, mathematician, astrologer and astronomer. His cosmological theories went beyond the Copernican model: he proposed the Sun was essentially a star, and that the universe contained an infinite number of inhabited worlds populated by other intelligent beings. The Roman Inquisition found him guilty of heresy and he was burned at the stake. After his death he gained considerable fame, particularly among 19th- and early 20th-century commentators who, focusing on his astronomical beliefs, regarded him as a martyr for free thought and modern scientific ideas.